MasterCard ha liderado la transición a la tecnología de pago sin contacto durante más de 15 años a nivel mundial. (Fuente: MasterCard).

La iniciativa surge a raíz de las restricciones por el COVID-19; aumenta los límites a fin de evitar contacto y el uso en efectivo.

Miami, Florida—(PRNewswire)—La empresa MasterCard promueve un movimiento para aumentar los límites de pago sin contacto que no requieren autenticación en toda la región de América Latina y el Caribe.

La medida busca garantizar vías más seguras a las personas que buscan formas de pagar a raíz de la pandemia de COVID-19 (coronavirus).

La iniciativa está en línea con acciones similares que tienen lugar en todo el mundo, ya que las autoridades de salud recomiendan el distanciamiento social y un número cada vez mayor de comercios está alentando a los consumidores a pagar sin contacto en lugar del efectivo.

Ahora, MasterCard está trabajando con socios de la industria para permitir un aumento en los límites de pago sin contacto para US$50.

Esto permitiría a los tarjetahabientes realizar pagos por un mayor monto en lugar de limitarlos a un límite o monto de pago bajo predefinido.

Por ejemplo, los consumidores de hoy podrían estar limitados a comprar solo el equivalente a US$25 en artículos para el hogar con sus tarjetas sin contacto sin la necesidad de ingresar su Número de identificación personal (NIP) en el teclado.

Una vez que se eleva el límite, pueden comprar más de lo que necesitan con la seguridad, velocidad y experiencia que se espera de los pagos sin contacto.

Los titulares de tarjetas deben buscar el símbolo sin contacto en la parte frontal o posterior de sus tarjetas de crédito o débito para determinar si tienen una tarjeta habilitada sin contacto o si pueden agregar su tarjeta de débito o crédito a sus billeteras móviles en dispositivos habilitados sin contacto para aproximar y pagar donde se aceptan pagos sin contacto.

El esfuerzo de MasterCard para aumentar los límites para los pagos sin contacto es uno de los muchos esfuerzos que la compañía está liderando para apoyar a sus empleados, clientes y titulares de tarjetas.

MasterCard ha liderado la transición a la tecnología sin contacto durante más de 15 años a nivel mundial.

En América Latina y el Caribe, la compañía ha trabajado con las industrias de tránsito, comercios y servicios rápidos para expandir el uso de la tecnología de pago sin contacto en un esfuerzo por mejorar la seguridad, la conveniencia y la velocidad en la experiencia de pago para los titulares de tarjetas.

Estos esfuerzos han resultado en un crecimiento exponencial del uso y aceptación de pagos sin contacto en toda la región.

Hoy, el 75% de las terminales punto de venta están listas para aceptar transacciones sin contacto en la región, mientras que en 2019 las tarjetas sin contacto habilitadas se multiplicaron por cinco en comparación con 2018.

Dejar respuesta