Los investigadores hallaron que mientras más participantes usaban su teléfono inteligente cada día, más estrés informaban sentir sin su dispositivo. ((Foto: Fuente externa).

Estudio de Rutgers: Depender de Internet para la tarea perjudica retención a largo plazo durante los exámenes.

New Brunswick, New Jersey–Los teléfonos inteligentes están bajando las calificaciones de los estudiantes en los exámenes a libro cerrado. El estudio de Rutgers encontró que depender de Internet para la tarea está perjudicando la retención a largo plazo.

La facilidad para encontrar información en Internet está perjudicando la retención a largo plazo de los estudiantes y resulta en calificaciones más bajas en los exámenes, según un estudio de la Universidad de Rutgers-New Brunswick, informa Science Daily.

El estudio, publicado en la revista Educational Psychology, encontró que los teléfonos inteligentes parecen ser los culpables.

Los estudiantes que recibieron una tarea más alta pero puntajes más bajos en los exámenes (una calificación de media a una letra más baja en los exámenes) tenían más probabilidades de obtener las respuestas de sus deberes en Internet u otra fuente en lugar de encontrar la respuesta ellos mismos.

«Cuando un estudiante hace la tarea buscando las respuestas, generalmente encuentra la respuesta correcta, lo que resulta en una puntuación alta en la tarea», dijo el autor principal Arnold Glass, profesor de psicología en la Escuela de Artes y Ciencias de Rutgers-New Brunswick.

«Sin embargo, cuando los estudiantes hacen eso, rápidamente olvidan tanto la pregunta como la respuesta. En consecuencia, transforman la tarea de lo que ha sido, hasta ahora, un ejercicio útil en un ritual sin sentido que no ayuda a prepararse para los exámenes.»

La investigación también encontró que, si bien el 14 por ciento de los estudiantes obtuvieron calificaciones más bajas en los exámenes que en las tareas en 2008, ese número aumentó al 55 por ciento en 2017 a medida que el uso de teléfonos inteligentes para las tareas se ha vuelto más común.

Glass dice que cuando los estudiantes leen una pregunta de tarea, deben pensar en ello, generar la respuesta por sí mismos y comprometerse con esa respuesta.

«Si el estudiante hace esto primero y luego encuentra la respuesta correcta en línea, es probable que recuerde la respuesta, lo que tendrá un efecto significativo a largo plazo en el rendimiento del examen posterior», dijo Glass.

El objetivo del estudio era determinar cuándo un estudiante conoce un hecho particular, si lo recuerda y puede generalizarlo.

El estudio incluyó a 2.433 estudiantes de Rutgers-New Brunswick en 11 cursos de conferencias diferentes. Durante el período de 11 años se crearon más de 232 preguntas diferentes.

En colaboración con el coautor y estudiante de posgrado Mengxue Kang, el estudio de Glass y Kang es parte de un proyecto en curso para utilizar la tecnología para monitorear el rendimiento académico y evaluar los efectos de las nuevas tecnologías de instrucción, como los teléfonos inteligentes e Internet, en el desempeño de los estudiantes en colegio.

Dejar respuesta