En su fase inicial, las hospederías reforzarán la higiene y la distancia social, así como restricciones de servicios y asistencia personal para los visitantes. (Foto: Archivo).

ASONAHORES: Hoteles evitarán actividades lúdicas masivas; Contacto indirecto de personal y control estricto de medidas de bioseguridad.

Santo Domingo, República Dominicana– La industria turística tendrá una transformación total con la puesto en vigencia de nuevos protocolos de atención a los visitantes para garantizar la salud y el disfrute en seguridad de sus vacaciones, al igual que al equipo de trabajo local.

El anuncio fue formulado por tres Directivos de la Asociación Nacional de Hoteles y Turismo, quienes revelaron, durante un conversatorio virtual, convocado por la Asociación Dominicana de Prensa Turística, cómo será el nuevo manejo de visitantes y comensales de hoteles y restaurantes.

Con la reapertura anticipada, Andrés Marranzini, Rafael Blanco Tejera y Simón Suárez, ofrecieron detalles por separados sobre cómo será esa fase de transición una vez se abran las hospederías de manera gradual y por fases.

El conversatorio fue moderado por el presidente de Adompretur, José María Reyes, con la participación de la directiva nacional y los secretarios generes de sus filiales en los destinos del país y en el exterior.

Dijeron que, desde el traslado aéreo, se pondrán en práctica pruebas rápidas a todos los viajeros para detectar cualquier positividad y tomar las medidas que corresponden.

Marranzini detalló que para la etapa de reapertura hay que descartar por diversas razones, la etapa de los hoteles completamente llenos con una multitud de visitantes asistiendo masivamente al buffet para almorzar o aglomerados.

“Los nuevos protocolos establecen que en los casos que sea posible, el desayuno se llevará a las habitaciones, se alojaran en habitaciones no pegadas unas de otras, se evitarán los ascensores y en las instalaciones de cuatro pisos, se usarán solo dos pisos para instalar los visitantes”, dijo el vicepresidente ejecutivo de Asonahores.

Marranzini, Suárez y Blanco Tejera detallaron que los hoteles se encuentran en zonas amplias generalmente alejadas de los centros poblacionales.

Explicaron que en los hoteles el riesgo de que alguien enferme es el mismo que se experimenta en cualquier punto de la comunidad.

Señalan que de surgir algún problema de salud, como es posible, los hoteles cuentan con un consultorio que ofrece las primeras atenciones y dispone qué hacer para manejar sanitariamente cada caso.

De igual forma, se tomarán medidas para evitar actividades lúdicas masivas, mientras que todo el contacto con los miembros del equipo que atiende los turistas, será controlado con estrictas medidas de bioseguridad.

Los tres directivos indicaron que igualmente habrá cambios en los restaurantes, en los que se establecerá distancia entre mesas, con reservaciones para un mejor control y satisfacción de los comensales.

Dejar respuesta