Los científicos dicen que la gran cantidad de vidas salvadas demuestra los asombrosos avances de la medicina moderna y la importancia de mantener en marcha otros programas de vacunas, además de abordar la pandemia de COVID. (Foto: Cortesía de la Voz de América).
  • Las campañas de vacunación han logrado durante décadas reducir la incidencia de enfermedades como la hepatitis, el sarampión, la rubéola y la fiebre amarilla.
  • Pero la pandemia ha interrumpido dichas campañas, por lo que los científicos temen se pierdan los avances alcanzados.

Londres, Reino Unido–Los programas de vacunación contra algunas de las enfermedades más mortales del mundo han salvado decenas de millones de vidas en los últimos veinte años, según un nuevo estudio. Sin embargo, los investigadores advierten que este continuo progreso está siendo amenazado por la pandemia del coronavirus.

Los científicos del Consorcio de Modelado del Impacto de las Vacunas, financiado por la la Alianza de Vacunas Gavi y la Fundación Bill y Melinda Gates, analizaron los programas de vacunación de las últimas dos décadas dirigidos a diez enfermedades infecciosas en 112 países de ingresos bajos y medianos.

Descubrieron que unas 50 millones de vidas se han salvado con las vacunas, la mayoría de ellas niños.

Las enfermedades que observaron los investigadores incluyeron sarampión, hepatitis B, virus del papiloma humano (VPH), fiebre amarilla, influenza hemofílica tipo b, neumococo, rubéola, rotavirus, meningitidis serogrupo A y encefalitis japonesa.

El estudio es la evaluación más grande hasta la fecha sobre el impacto de las vacunas antes del inicio de la pandemia COVID-19.

La doctora Katy Gaythorpe, coautora del informe en el Imperial College de Londres, dijo a la Voz de América que los éxitos de las últimas dos décadas se reproducirían si se puede mantener el progreso en los programas de vacunación.

“Si continuamos con las vacunas en nuestras proyecciones, después de 2019, evitaríamos otros 47 millones de muertes”, dijo Gaythorpe. “Y realmente lo que queríamos mostrar en este documento es cómo proyectamos que se vería la vacunación antes de la pandemia de COVID. Y queríamos enfatizar estos efectos a largo plazo, estos beneficios a largo plazo de la vacunación en el futuro”.

Los programas de inmunización tienen beneficios adicionales más allá de la prevención de enfermedades específicas.

“Por ejemplo, si las personas no se enferman de dolencias prevenibles con vacunas, eso significa que hay menos estrés en la atención médica debido a esas infecciones, lo que significa que potencialmente podría estar tratando a las personas por otras cosas”, dijo Gaythorpe.

La aparición del COVID-19
Pero los investigadores advierten que la pandemia de COVID-19 ha interrumpido los programas de vacunación y podría provocar una disminución de la cobertura.

«No solo hemos ampliado los servicios de salud al tratar a las personas infectadas con covid, también tenemos la elección personal de las personas: ya sabes, podrían posponer la búsqueda de inmunización solo por temor a estar infectados con covid», explicó Gaythorpe.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó a principios de este año su “agenda de inmunización 2030” para intentar que los programas de vacunas vuelvan a encarrilarse y lleguen a más personas.

«Significaría reducir a la mitad los niños que quedan completamente fuera de las vacunas esenciales y significaría lograr otras 500 introducciones de vacunas nuevas y subutilizadas en países de ingresos bajos y medianos», dijo la jefa del Departamento de Vacunas de la OMS, Kate O’Brien, en abril.

Los científicos dicen que la gran cantidad de vidas salvadas demuestra los asombrosos avances de la medicina moderna y la importancia de mantener en marcha otros programas de vacunas, además de abordar la pandemia de COVID.