El presidente de Perú, Pedro Castillo, a su llegada al Ministerio Público para brindar sus declaraciones el martes 3 de agosto. El mandatario decidió guardar silencio frente a las preguntas de la fiscal de la Nación, según las palabras de su abogado, Benji Espinoza. (Foto: Cortesía de la Voz de América).

El presidente Pedro Castillo cuestionó decisiones de la titular del Ministerio Público. Además, decide acogerse al silencio ante las graves acusaciones en su contra.

Lima, Perú — El presidente izquierdista Pedro Castillo cuestionó en público a la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, quien lo investiga por cuatro presuntos casos de corrupción durante su gobierno.

Según el gobernante, la fiscal interfirió en las investigaciones en el caso de los llamados «Cuellos Blancos del Puerto» al remover a un grupo de fiscales que investigan una red de corrupción revelada en 2018 donde involucran a jueces y fiscales peruanos.

César Hinostroza, exjuez supremo, habría sido cabecilla de esta organización y, actualmente se encuentra fugado de la justicia en Europa, informa la Voz de América.

El mandatario peruano, que cumplió un año en el gobierno hace una semana en medio de una alta desaprobación ciudadana y una crisis política-económica, enfrenta investigaciones por los ascensos irregulares en las Fuerzas Armadas en noviembre del año pasado; un presunto favorecimiento a una empresa para lograr un contrato con la petrolera del Estado peruano; por la licitación de un puente en la selva del país, y por un posible encubrimiento para no capturar a los prófugos del gobierno.

El enfrentamiento de Castillo con la fiscal de la Nación volvió a repetirse esta semana. La defensa legal del presidente exigió que el interrogatorio que se iba hacer hoy por el caso de los ascensos irregulares de las Fuerzas Armadas se hiciera en Palacio de Gobierno y no en la sede del Ministerio Público.

En respuesta, la fiscal Patricia Benavides aclaró en una entrevista a la emisora RPP Noticias que no podía acceder a la solicitud debido a que Castillo estaba en condición de investigado. Al final, el enroque entre ambos poderes culminó con la presentación del presidente en el Ministerio Público.

«No me voy a someter a casos mediáticos, lo mediático no me ha elegido; a mí me ha elegido el pueblo peruano», dijo Castillo a los periodistas. «No soy parte ni formo parte de una red criminal, eso lo he dicho el día de hoy a la Fiscal de la Nación», agregó.

El mandatario decidió guardar silencio frente a las preguntas de la fiscal de la Nación, según las palabras de su abogado, Benji Espinoza, en declaraciones a la prensa.

Mientras, el primer ministro Aníbal Torres decidió presentar su carta de renuncia tras cinco meses y 25 días en el cargo, es el cuarto jefe de gabinete que renuncia en un año de gestión.

Dejar respuesta