Los fiscales anticorrupción Indicaron que Pittaluga adquirió la compañía Newport Consulting LTD con sede y cuenta bancaria en Antigua y Barbuda. (Foto: Fuente externa).

Fiscales reiteran acusado levantó un patrimonio derivado del soborno y el lavado de activos.

Santo Domingo, República Dominicana–El Ministerio Público, (MP), reiteró este lunes que el abogado Conrado Enrique Pittaluga Arzeno, implicado en el caso Odebrecht, manejó más de 100 millones de pesos, un millón de dólares y más de 50 mil euros producto de actividades ilícitas de la constructora brasileña relacionadas con el pago de sobornos.

Miembros de la institución afirmación fue hecha durante la continuación de la lectura de la acusación en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional contra los seis imputados de recibir sobornos de los 92 millones de dólares que la firma admitió haber pagado en República Dominicana para la obtención de dichos contratos.

Por este caso de corrupción también son procesados Ángel Rondón Rijo, Víctor José Díaz Rúa, Andrés Bautista García, Tommy Galán Grullón y Roberto Rodríguez.

El Ministerio Público continuó con la lectura de la acusación, luego que el tribunal ordenara la continuación del juicio tras rechazar un recurso de oposición a la defensa de Pittaluga Arzeno, que pidió referirse a una parte de los hechos imputados.

Los miembros del Ministerio Público destacaron que, “de acuerdo con las pruebas sobre los productos financieros del abogado en el período 2004 al 2017, se pudo determinar que el inculpado manejó un total de 100,909,003.64 de pesos, así como 1,381,325.44 de dólares y 50,385.33 de euros”.

Indicaron que la mayoría de esos recursos fueron movidos por el incriminado por concepto de sobornos en complicidad con su socio, Víctor José Díaz Rúa, exsecretario de Obras Públicas y exdirector del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), específicamente por el pago de sobornos de Odebrecht al exfuncionario por la obra Autopista del Coral.

Señalaron que Arzeno, para sí y para el citado Díaz Rúa, levantó un patrimonio derivado de las actividades delictivas propias del soborno y el lavado de activos, tipificada y sancionada por los artículos 5 y 8 (a) de la Ley 72-02, sobre Lavado de Activos, norma jurídica que regía al momento de ocurrir esos hechos punibles.
Indicaron que se dedicó a crear y a adquirir empresas para recibir y pagar sobornos.

“Para obtener ilícitamente esos beneficios, Díaz Rúa auspició y aprobó, en su condición de secretario de Estado de Obras Públicas y Comunicaciones, entre 2007 y 2012, la cesión y enmienda a los contratos de construcción y financiamiento de la Autopista del Coral, una de las obras que, mediante el tráfico de influencia y el soborno, logró Odebrecht que se le adjudicara en el país”, apuntaron.

Precisaron que Pittaluga suscribió un contrato simulado de prestación de servicios de asesoría con la empresa Odebrecht, que sirvió como fachada para disfrazar los pagos de sobornos de esta empresa destinados a Díaz Rúa. Además, con esos fines, procedió a la creación de una compañía pantalla Offshore, a través de la cual recibió el dinero ilícito.

Indicaron que Pittaluga adquirió la compañía Newport Consulting LTD con sede y cuenta bancaria en Antigua y Barbuda, que operaba como un paraíso fiscal, y destacaron que la constructora Odebrecht se valía de esa compañía, existente solo en papeles, para depositar el dinero ilícito destinado al entonces secretario de Obras Públicas.

Durante la lectura de la acusación contra el jurista, los representantes del órgano persecutor de la corrupción señalaron que los documentos de la Superintendencia de Bancos permitieron establecer que el imputado manejaba más de una veintena de cuentas de ahorros y corrientes, propias o de empresas controladas por él, las cuales empleaba para distribuir fondos ilícitos, mezclándolos con ingresos de otra naturaleza.

Dejar respuesta