Mientras la tripulación limpia la nave, la primera ronda de marineros que se fueron después de dar positivo por el virus están completando su propia recuperación, dijo el capitán Carlos Sardiello, oficial al mando de Theodore Roosevelt. (Foto: Cortesía US Navy.)

Centenares de tripulantes con equipos especiales limpian y sellan todos los espacios de la nave.

Base Naval de Guam–(NNS)–Los marineros a bordo del portaaviones USS Theodore Roosevelt (CVN 71) avanzan en los esfuerzos intensos de limpieza y desinfección de la nave, a fin de mantener a salvo a sus compañeros marineros y devolver la nave a sus operaciones usuales en alta mar.

Luego de concluir una misión de rutina en el Mar del Sur de China, los tripulantes del portaaviones nuclear estadounidense combaten abordo a fondo a un nuevo enemigo silencioso e invisible, la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).

La fuerza de tareas de limpieza está dirigida por el comandante Chad Hollinger, oficial de armas del Theodore Roosevelt, a quien la tripulación ha llamado «Mr. Clean»; y el Jefe de Artillería Principal de Aviación, Patrick Maxie, suboficial principal del departamento de armas de Theodore Roosevelt.

«La misión del equipo es desinfectar completamente el barco», dijo Hollinger.
«Para completar la misión, vamos a limpiar este barco de arriba a abajo y de adelante hacia atrás para crear una zona limpia para todos los que regresen al barco, para que podamos volver a nuestras labores.»

Kyle Hernández, marinero de tercera clase de la Marina, de Denton, Texas, asignado al Escuadrón de Pilotos de Combate Tomcatters (VFA) 31, desinfecta un atraque a bordo del portaaviones USS Theodore Roosevelt (CVN 71) con un desinfectante multisuperficie, 12 de abril de 2020. (Foto: Cortesía US Navy.)

Agregó que «Hemos limpiado más de 2,000 espacios hasta ahora y más del 80 por ciento de la nave. No podría estar más orgulloso de asumir la tarea de liderar este equipo y de haber pedido el mejor equipo para lograrlo. No ha sido fácil; es un trabajo duro, pero estamos luchando para superarlo. Hay una luz al final del túnel, y vamos a llegar allí.»

Mientras la tripulación limpia la nave, la primera ronda de marineros que se fueron después de dar positivo por el virus están completando su propia recuperación, dijo el capitán Carlos Sardiello, oficial al mando de Theodore Roosevelt.

“La seguridad de nuestros marineros es nuestra principal prioridad. Para protegerlos de la solución de limpieza y el virus, nuestros equipos están obligados a usar gafas, guantes, protectores faciales y overoles durante la limpieza. Una vez que ingresan a un espacio, pasan con toallitas resistentes, trapos y aerosoles de limpieza y luego regresan con un desinfectante o una solución de blanqueador.»

«Es un viaje, pero apoyándonos mutuamente es cómo logramos superar esto», dijo Sardiello.

Subrayó que “Estamos extremadamente agradecidos por el abrumador apoyo del gobierno local aquí en Guam, en cooperación con la Región Conjunta Marianas en la lucha contra COVID-19.

«Espero darle permiso al oficial de mando para que ordene, todo el 2/3, salir del rompeolas del puerto de Apra al Océano Pacífico. Hay un dicho, ningún barco navega con el viento de ayer. Avanzamos por lo que hacemos aquí y ahora.»

La Marina iniciará este lunes una investigación sobre el brote de virus a bordo del USS Theodore Roosevelt, dijo el viernes el almirante general Bruce Gillingham, cirujano general de la Marina.

El servicio está buscando 1,000 voluntarios para completar una breve encuesta y proporcionar un hisopo nasal y una muestra de sangre.

«Una investigación de brote es una parte estándar de nuestra respuesta de salud pública para un evento de enfermedad infecciosa a bordo de uno de nuestros barcos», dijo Gillingham en un comunicado.

«Este es un virus sigiloso en muchos sentidos y esta investigación de brote es un arma médica importante para comprender su comportamiento para que podamos proteger mejor a la tripulación, a sus compañeros en otros buques y, en última instancia, a la nación.»

Gillingham agregó que hay evidencia de que los primeros marineros que dieron positivo fueron asignados al ala aérea del portaaviones, lo que indica que el virus llegó a través de vuelos de reabastecimiento de rutina en lugar de una visita a Vietnam a principios de marzo. Pero luego agregó: «Personalmente no tengo conocimiento sobre ese individuo inicial.»

Calve foto 1.- Mientras la tripulación limpia la nave, la primera ronda de marineros que se fueron después de dar positivo por el virus están completando su propia recuperación, dijo el capitán Carlos Sardiello, oficial al mando de Theodore Roosevelt. (Foto: Cortesía US Navy.)

Calce 2.- Kyle Hernández, marinero de tercera clase de la Marina, de Denton, Texas, asignado al Escuadrón de Pilotos de Combate Tomcatters (VFA) 31, desinfecta un atraque a bordo del portaaviones USS Theodore Roosevelt (CVN 71) con un desinfectante multisuperficie, 12 de abril de 2020. (Foto: Cortesía US Navy.)

Dejar respuesta