El portaaviones USS Theodore Roosevelt (CVN 71) opera en el Mar de Filipinas el 21 de mayo de 2020 tras una prolongada visita a Guam durante la pandemia mundial de COVID-19. (Foto de la Marina de Guerra de los Estados Unidos por la marinera especialista en comunicación de masas, Kaylianna Genier)

El Theodore Roosevelt reanudó sus operaciones en el océano Pacífico luego de diez semanas inactivo por efectos del virus en la tripulación.

Base Naval de Guam, Filipinas–El USS Theodore Roosevelt ha regresado al mar y está llevando a cabo operaciones militares en la región del Pacífico después de que el COVID-19 dejara fuera de servicio al portaaviones de propulsión nuclear durante unas 10 semanas.

Alrededor de una quinta parte de sus 4800 marineros se infectaron con la enfermedad causada por el virus.

El portaaviones llegó a los titulares a principios de abril después que el anterior comandante, el capitán Brett Crozier, fuera relevado de sus funciones por incumplimiento del protocolo al pedir a los líderes del Pentágono que retiraran a la tripulación del portaaviones que había informado de un brote del virus.

El jueves, 10 semanas después de que el buque fuera puesto en cuarentena, los marineros se pusieron en fila en la cubierta de vuelo del buque con uniformes blancos y mascarillas blancas, separados por 10 pies de distancia en un último “gracias” formal mientras el buque salía del puerto de Guam.

“El buque salió de la base naval de Guam y entró en el mar de Filipinas tripulado y listo para proporcionar seguridad marítima, mantener la libertad de los mares de acuerdo con el derecho y los protocolos internacionales y operar con socios y aliados internacionales para promover la estabilidad y la prosperidad regional”, dijo la Marina de Guerra de los Estados Unidos en una declaración.

El capitán de la Marina de Guerra de Estados Unidos Carlos Sardiello dijo que la tripulación del portaaviones “se preparó humildemente para volver al mar, tenían un trabajo que hacer, y lo hicieron sin dudarlo”.

Dejar respuesta