El presidente de la SIP, Christopher Barnes, recomendó a sus miembros prestar apoyo a las autoridades sanitarias de sus países en la transmisión de mensajes importantes durante la crisis del coronavirus. (Foto: SIP).

Christopher Barnes recomienda cautela en la línea editorial sobre el virus “para no provocar pánico entre nuestros lectores, espectadores y oyentes.”

Miami, Florida—Ante la emergencia mundial de salud pública que representa el coronavirus, el presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa instó a los miembros-socios a proteger y resguardar la vida y la seguridad de los comunicadores frente al peligro individual, económico e institucional que representa la pandemia en el mundo, y pidió la unidad para enfrentar la crisis y superarla.

En una carta dirigida a los miembros del organismo, el director general del diario The Gleaner, de Kingston, Jamaica, propuso un plan de acción de cinco puntos luego que la entidad pospusiera la reunión anual de la SIP en Saltillo, México, como resultado de la pandemia y la confirmación de diez casos registrados de coronavirus en esa isla.

Christopher Barnes indicó que como propietarios y gerentes de medios, les corresponde enfrentar desafíos importantes en el sector de la salud y la probable desaceleración económica que se anticipa podría causar dicha pandemia generada por el COVID-19, y que algunos de sus miembros ya están experimentando, “por lo que nos corresponde asumir nuestros roles como proveedores de servicios esenciales en este período de emergencia y tomar todas las medidas necesarias para ayudar a guiar a nuestros países a través de este evento pandémico.”

Entre los puntos para aliviar o reducir el impacto de la amenaza del coronavirus, el presidente de la SIP sugiere a los dueños de medios reforzar la seguridad de los comunicadores con mayores reglas de higiene, lavado frecuente de manos, desinfección y la práctica del distanciamiento social, ya que están en la primera línea del campo de esta batalla.

Además, no tratar de manera superficial las inquietudes del personal con respecto a la exposición al virus; la empatía, la comunicación y la transparencia en cuanto a que ello ayudará mucho a mantenerlos motivados para hacer su trabajo. En la secretaría de Miami, ya se ha tomado la decisión de implementar protocolos de «trabajo desde casa» con la garantía de que la calidad del trabajo y el apoyo permanecerán ininterrumpidos.

Christopher Barnes también exhortó “a la cautela en el posicionamiento editorial ante el desarrollo de los acontecimientos para no provocar pánico entre nuestros lectores, espectadores y oyentes. Se requiere periodismo creíble, objetivo y equilibrado para informar mejor a nuestro público.”

Subrayó que “La información no comprobada que alimenta la creciente histeria no sirve a nadie en momentos como este. En el mar de la desinformación, debemos apuntar a posicionar nuestros medios como lugares donde las personas puedan recurrir de manera confiable para obtener información precisa y creíble.”

El presidente de la SIP también recomendó a sus miembros prestar apoyo a las autoridades sanitarias de sus países en la transmisión de mensajes importantes; reconocer ciertos derechos y privilegios del gobierno en las plataformas de medios en situaciones de emergencia como la actual, y ayudarse mutuamente compartiendo información, técnicas y recursos en lo posible.

No obstante, Barnes reiteró que “la libertad de prensa es esencial para que hagamos un buen trabajo al mantener informados a nuestros ciudadanos durante esta crisis y estoy seguro de que el Ejecutivo, las comisiones de la SIP y su Secretaría continuarán trabajando para proteger los mejores intereses de nuestros miembros en la medida que se vean enfrentados por detractores, en cualquier ámbito desde el que, en estos días, se pretenda tratar de suprimir este derecho inalienable.”

Dejar respuesta