El Departamento de Justicia federal advierte que los fondos de préstamos del Programa de Protección de Cheques, PPP, son para gastos de nómina y otros específicos como servicios públicos o pagos de alquiler para negocios afectados por la pandemia. (Imagen: Fuente externa).

La Fiscalía federal dijo que William Sadlier, utilizó más de US$1.7 millones ​​para gastos personales obtenidos en declaraciones falsas.

Los Ángeles, California—Un hombre de California ha sido acusado de supuestamente presentar solicitudes de préstamos bancarios para obtener de manera fraudulenta más de US$1.7 millones de dólares en préstamos del Programa de Protección de Cheques (PPP) perdonables garantizados por la Administración de Pequeñas Negocios, (SBA), bajo la Ley de Ayuda, alivio y seguridad económica de Coronavirus, (CARES).

Las autoridades identificaron al detenido como William Sadleir, de 66 años, de Beverly Hills, a quien se le acusa en una denuncia penal federal presentada en el Distrito Central de California por fraude electrónico, fraude bancario, declaraciones falsas a una institución financiera y declaraciones falsas a la SBA.

«Este productor de películas supuestamente hizo una serie de declaraciones falsas a un banco y a la Administración de Pequeñas Empresas para asegurar ilegalmente el dinero de los contribuyentes que luego utilizó para financiar su cuenta bancaria personal casi vacía», dijo el fiscal federal Nick Hanna del Distrito Central de California.

Según documentos judiciales revelados en el Tribunal Federal de Distrito de Los Ángeles, Sadleir supuestamente obtuvo más de $ 1.7 millones en préstamos perdonables garantizados por la SBA al representar falsamente que los fondos se utilizarían para respaldar los gastos de nómina para tres compañías de producción y distribución de película.

Las solicitudes enviadas a los prestamistas certificaron que los fondos se utilizarían para gastos de nómina y otros gastos comerciales específicos, como servicios públicos o pagos de alquiler, las cuales resultaron ser falsas, según las autoridades.

Tan pronto como Sadleir obtuvo los fondos, supuestamente transfirió más de la mitad del dinero a una cuenta bancaria personal y comenzó a usar e intentar usar los fondos para pagar deudas de tarjetas de crédito personales por un total de más de $ 80,000 y un préstamo para un automóvil por un total de aproximadamente $ 40,000, entre otros gastos personales.

La Ley CARES es una ley federal promulgada el 29 de marzo de 2020, diseñada para proporcionar asistencia financiera de emergencia a los millones de estadounidenses que sufren los efectos económicos causados ​​por la pandemia COVID-19. En la investigación conjunta participaron autoridades del FBI, la OIG de la SBA y la OIG de la FDIC.

Dejar respuesta