Es necesario adquirir agua y alimentos no perecederos para consumir hasta que pase la emergencia.

Estar informado y prevenidos, es la mejor preparación ante la llegada de un fenómeno de esta naturaleza.

Miami, EEUU — Los huracanes son tormentas intensas que ocasionan inundaciones, marejadas y vientos intensos que pueden poner en riesgo la vida y los bienes de la población. Estar prevenidos, es la mejor preparación ante la llegada de un fenómeno de esta naturaleza. Por lo tanto, es importante saber qué hacer en dichas circunstancias.

Determine las rutas de evacuación. Identifique los lugares oficiales de refugio. Revise su equipo de emergencia, como linternas, generadores y equipo operado por baterías, como teléfonos celulares y su Radio de la NOAA All Hazards. Compre comida no perecedera y agua potable.

Recuerda que en temporada de lluvias y huracanes es necesario extremar precauciones:

  • Al conducir hay que moderar la velocidad en carreteras y caminos rurales, vados y puentes ante la posibilidad de escurrimientos de lodo, crecidas de cuerpos de agua y si es necesario, busca rutas alternas. Evita cruzar vados, ríos y cuerpos de agua que se encuentren crecidos.
  • Es importante tomar precauciones ante posibles deslaves, desprendimientos de rocas, o derrumbes en zonas serranas y llanos, inundaciones, crecientes en ríos de crecida rápida, así como observar el nivel en los ríos de respuesta lenta y las presas de la región.
  • Toma precauciones por vientos fuertes, sobre todo si te encuentras cerca de construcciones de material que pueda desprenderse o caer, así como posibles afectaciones en áreas bajas y cableado eléctrico.

Aquí te compartimos algunas recomendaciones para saber cómo actuar antes, durante y después de un huracán. Toma nota y comparte con todos.

 Antes:

1. Infórmate en los medios de comunicación.

2. No salgas de casa si no es necesario. Busca refugio en los albergues de tu comunidad en caso de necesitarlo.

3. Sella ventanas y puertas con cinta adhesiva para evitar riesgos por los vientos.

4. Ten a la mano tus documentos personales más importantes. Colócalos en una bolsa y séllala.

5. Ten a la mano artículos de emergencia como ropa abrigadora o impermeables.

6. Cubre con plástico objetos que puedan dañarse con el agua.

7. Limpia desagües, canales y coladeras para evitar acumulación de agua.

8. Adquirir agua y alimentos no perecederos para consumir hasta que pase la emergencia.

Durante:

1. Conserva la calma.

2. Ten a la mano un radio portátil. Recuerda que los servicios de energía y comunicaciones como internet o teléfono pueden verse afectados.

3. Desenchufa los aparatos y la energía eléctrica de tu hogar.

4. Cierra las llaves de paso del agua y el gas.

5. Aléjate de puertas y ventanas.

6. Ten contigo una lámpara que funcione a base de pilas.

7. Vigila en todo momento el nivel del agua cercana a tu casa.

8. No salgas hasta que las autoridades locales lo indiquen.

Después:

1. Sigue las instrucciones de las autoridades y reporta daños o heridos.

2. Permanece en casa si esta no sufrió daños. Si hay un albergue en tu comunidad, acude a él.

3. Bebe agua embotellada o hervida.

4. Colabora en labores de limpieza en tu comunidad como desalojo de agua estancada.

5. Mantén desconectados los servicios de luz, agua y gas hasta que no haya peligro.

6. No hagas caso a rumores y atiende solo las indicaciones de las autoridades.

7. Usa el teléfono solo para emergencias para evitar saturar las líneas.

8. Solicita ayuda a las autoridades en caso de ser necesario.

«Sigue las instrucciones de las autoridades y reporta daños o heridos.»

Recuerda compartir esta información con todos y tomar en cuenta estas recomendaciones en caso de necesitarlo. No olvides que tu bienestar y el de tu familia es lo más importante. En caso de ser necesario, contacta a las autoridades de Protección Civil de tu localidad.

Qué hacer tras un desastre o huracán

  1. Cuándo volver a casa tras un desastre. Regresar a casa luego de haber evacuado podría ser peligroso si las condiciones aún no son las propicias. Siga siempre las instrucciones de los oficiales del Gobierno estatal y local. No regrese a su casa hasta que las autoridades locales le informen que ya es seguro hacerlo. No entre si percibe algún riesgo como olor a gas, agua de inundación alrededor de la vivienda o líneas eléctricas caídas.
  2. Limpie su casa de forma segura cuando regrese. Si las autoridades locales ya autorizaron el regreso a casa, recuerde seguir las recomendaciones de las agencias de Gobierno para limpiar su casa de manera segura. Siga los consejos de los CDC para prevenir accidentes y la propagación de enfermedades.
  3. Encuentre asistencia después de un desastre. Si usted vive en una zona que ha sido declarada zona de desastre por el presidente de Estados Unidos y su hogar quedó inhabitable, puede solicitar asistencia económica para alquilar un lugar temporal, reembolsar gastos de hotel por periodos cortos y otros. FEMA le puede ofrecer ayuda, siempre y cuando los gastos no estén cubiertos por un seguro.
  4. Cómo reponer documentos vitales. Si perdió documentación importante durante un desastre natural, recuerde que el proceso para reemplazar los documentos puede variar según el estado en el que usted viva. Siga estas indicaciones generales para comenzar el proceso para reemplazar certificado de nacimiento, pasaporte, licencia de conducir y más.
  5. Voluntariado y donaciones. Luego de un desastre como un huracán, muchas personas quieren ayudar a los damnificados, trabajando de voluntarios o realizando algún tipo de donación. La forma más responsable de colaborar es enviando dinero en efectivo a organizaciones de confianza y reconocidas. El envío de dinero no conlleva las dificultades logísticas de trasladar donaciones en especies y, además, ayuda a la recuperación de la economía local al permitir que se realicen compras en las comunidades afectadas.

Recuerda compartir esta información con todos y tomar en cuenta estas recomendaciones en caso de necesitarlo. No olvides que tu bienestar y el de la familia es lo más importante. En caso de ser necesario, contacta a las autoridades de Protección Civil de tu localidad.

Dejar respuesta