El reportero pidió ayuda al mandatario para que le pusiera escolta y añadió que debido a las amenazas, su hija abandonó el país la madrugada del mismo miércoles. (Foto: Cortesía de la Voz de América).

El periodista mexicano Rodolfo Montes pidió directamente la ayuda al presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina habitual tras recibir amenazas de muerte.

Ciudad de México — Un periodista mexicano llamó la atención el miércoles sobre las amenazas que enfrentan los comunicadores en ese país durante la conferencia de prensa matutina diaria del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Presidente, presidente, por favor, me amenazaron de muerte”, gritó Rodolfo Montes, un periodista de investigación independiente, justo cuando López Obrador iba a dar por concluida la conferencia.

Montes expresó con la voz entrecortada por las lágrimas, que recibió una llamada con una amenaza de muerte de quienes “se presentaron como el cartel de Jalisco Nueva Generación”, pero dijo que sospechaba de alguien más: “están ocultando a un servidor público”.

Aseguró que recibió la amenaza cuando se encontraba en el estado de Quintana Roo, en la costa del Caribe, y que funcionarios de la Secretaría del Interior lo ayudaron a salir de allí.

El reportero pidió ayuda al mandatario para que le pusiera escolta y añadió que debido a las amenazas, su hija abandonó el país la madrugada del mismo miércoles.

“Te vamos a proteger siempre, cuenta con nosotros”, respondió López Obrador.

Según la prensa mexicana, el pasado 16 de febrero, Montes aprovechó su intervención en la conferencia de prensa matutina del presidente López Obrador para “no hacer preguntas” a manera de protesta por los asesinatos de varios compañeros suyos este año.

Montes es un reportero con más tres décadas de experiencia, colaborador de medios nacionales como la revista Proceso o el grupo Milenio, y que suele hacer investigaciones sobre corrupción, abuso de poder o narcotráfico.

Según explicó en una entrevista con AP, aunque lleva un año integrado en el mecanismo federal de protección a periodistas solo en ciertos momentos ha tenido escolta.

Montes considera que las amenazas actuales no proceden del narco, sino que están vinculadas a una investigación sobre un funcionario de Ciudad de México involucrado en un presunto delito, un caso que ya ha denunciado en la fiscalía y del que le han pedido no dar datos.

“Siento que me van a matar en cualquier momento”, declaró. Por eso optó por suplicar al presidente.

México está considerado como el país del continente más peligroso para la prensa, algo que han señalado también altos funcionarios estadounidenses y europeos.

La organización Articulo 19 recuerda, además, que la impunidad en las agresiones a informadores es del 98% y que la mayoría llegan de funcionarios públicos.

*Con información de AP.

Dejar respuesta