El asambleísta Víctor Pichardo indicó que los saqueadores hicieron un daño enorme al arrasar la comunidad de pequeños y medianos negocios en su distrito. (Foto: Fuente externa).

Entre los comercios saqueados hay deli, farmacias, bodegas, agencias de servicios múltiples y supermercados.

El Bronx, Nueva York—Víctor Pichardo, asambleísta estatal dominicano del distrito 86 en El Bronx, denunció el jueves que unos 50 comercios fueron saqueados en medio de las protestas la noche del martes por la muerte del afroamericano George Floyd, a manos de un policía en Minneapolis.

El concejal, quien formuló un llamado al Gobernador del estado y alcalde de la Ciudad a detener la violencia incontrolable, no descarta que los saqueadores sean individuos foráneos e infiltrados en las manifestaciones y que muchos no residen en ese condado.

“No creía que iba a ver esto en mi vida y casi todos los ataques ocurrieron en mi distrito”, agregó el legislador.

Pichardo, dijo que entre los negocios saqueados, robados y destruidos figuran bodegas, agencias de servicios múltiples, deli, farmacias y supermercados, en su mayoría, propiedad de comerciantes dominicanos y situados a lo largo de las avenidas Fordham Road, Kingsbridge y Grand Concourse.

Explicó que “las personas que hicieron eso cometieron un daño muy grave a nuestra comunidad, porque la mayoría de negocios son pequeños y medianos, no son de franquicias grandes ni corporaciones, sino de pequeños y medianos empresarios que invirtieron sus ahorros para abrirlos y crear oportunidades de empleos a nuestros vecinos y dar servicios a la comunidad que es algo vital.”

Entre los comercios afectados está el de un dominicano no identificado, quien lo difundió en su cuenta de Instagram. El mismo muestra la destrucción total y el robo de mercancía ocasionada por desconocidos, al señalar que “Fue el negocio entero que desbarataron, miren, todo.”

“¿Ustedes creen que es justo?, con el sacrificio que uno hizo este negocio, lo que uno tiene es muchas deudas”, afirmó el comerciante.

Nueva York amaneció el martes con zonas de la ciudad arrasadas por los saqueos de la noche anterior, que dejó más de 700 arrestos durante el primer toque de queda decretado en la ciudad de los rascacielos en casi 80 años, pese a los esfuerzos de las autoridades para contener los disturbios.

Tras una larga jornada diurna de protestas pacíficas el lunes, la situación cambió al caer la noche, con incendios por las calles, destrozos, vandalismo, robos en tiendas y choques entre agentes y grupos de jóvenes amotinados.

Video anexo: Cortesía elnuevodiariord