Ciudad del Vaticano. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa - Captura del documental "Francesco".

Remiten comunicado a los Obispos del mundo donde se aclara lo que quiso decir el Papa sobre la convivencia y los homosexuales en el documental Francesco.

Ciudad de El Vaticano—(ACI-Prensa)–La Secretaría de Estado del Vaticano remitió un comunicado a los obispos de todo el mundo respecto a las declaraciones del Papa Francisco sobre la convivencia o unión civil de personas homosexuales, recientemente difundidas en el documental “Francesco”.

Según confirmó a ACI Prensa el Nuncio Apostólico en México, Mons. Franco Coppola, se trata de “aclaraciones que la Secretaría de Estado de la Santa Sede ha encargado a las Nunciaturas para que las difundan entre los Obispos”.

Convivencia y unión civil gay
El comunicado del Vaticano coincide con lo señalado recientemente al respecto por los obispos argentinos Mons. Héctor Aguer y Mons. Víctor Manuel Fernández, Arzobispo Emérito y Arzobispo Titular de La Plata, respectivamente.

En un texto publicado en su perfil de Facebook el 21 de octubre, y luego eliminado, Mons. Fernández, asesor teológico del Papa Francisco, dijo que “Bergoglio siempre reconoció que, sin llamarle ‘matrimonio’, de hecho existen uniones muy estrechas entre personas del mismo sexo, que no implican de por sí relaciones sexuales, pero sí una alianza muy intensa y estable. Se conocen a fondo, comparten el mismo techo durante muchos años, se cuidan, se sacrifican el uno por el otro”.

“Entonces puede ocurrir que ellos prefieran que en un caso extremo o de enfermedad no se consulte a sus parientes, sino a esa persona que conoce a fondo sus intenciones. Y por lo mismo prefieren que sea esa persona quien herede todos sus bienes, etc. Esto puede estar contemplado en la ley y se llama ‘unión civil’, o ‘ley de convivencia civil’, no matrimonio.

Bergoglio siempre tuvo esta opinión, e incluso años atrás hubo una discusión en el Episcopado argentino, donde Bergoglio defendía esto, pero perdió. La mayoría decía que eso se iba a confundir con el matrimonio y preferían no innovar”, escribió Mons. Fernández.

Por su parte, Mons. Aguer, en un artículo remitido a ACI Prensa bajo el título “La familia: esposa, esposo, hijos. A propósito de una declaración papal”, dijo que “siendo arzobispo de Buenos Aires, el entonces Cardenal Bergoglio, en una Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina, propuso aprobar la licitud de las uniones civiles de personas homosexuales por parte del Estado, como una posible alternativa a lo que se llamó -y llama- ‘matrimonio igualitario’”.

“En aquella oportunidad se argumentó en su contra que no se trataba de una cuestión meramente política o sociológica, sino que entrañaba un juicio moral; en consecuencia no se puede promover la sanción de leyes civiles contrarias al orden natural. Se recordó, asimismo, que esta doctrina ha sido enunciada repetidas veces en los documentos del Concilio Vaticano II. El plenario de los obispos argentinos rechazó aquella propuesta con un voto adverso”, señaló el Arzobispo Emérito de La Plata.

Dejar respuesta