A la izquierda, los doctores de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai en la ciudad de Nueva York dan su aprobación después de probar un prototipo de ventilador desarrollado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California. A la derecha, los ingenieros de JPL están trabajando en el prototipo de ventilador para pacientes con coronavirus. (Créditos: Icahn School of Medicine en Mount Sinai, Nueva York y NASA / JPL-Caltech).

Antes de la revisión de la FDA, el prototipo VITAL pasó una prueba crítica el 21 de abril en la Escuela de Medicina Icahn, en Mount Sinai, en Nueva York.

Washington, D.C.–Un nuevo ventilador de alta presión desarrollado por ingenieros de la NASA y adaptado para tratar a pacientes con coronavirus (COVID-19) hoy fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos, (FDA), para su uso bajo la autorización de uso de emergencia del ventilador del 24 de marzo de la FDA.

Llamado VITAL (Tecnología de intervención de ventilación accesible localmente), el dispositivo fue desarrollado por ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en el sur de California para liberar el suministro limitado de ventiladores tradicionales de la nación para que puedan usarse en pacientes con los síntomas más graves del COVID.

«Esta autorización de la FDA es un hito clave en un proceso que ejemplifica lo mejor de lo que el gobierno puede hacer en tiempos de crisis», dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine.

Asegura que «Este ventilador es uno de los innumerables ejemplos de cómo las inversiones de los contribuyentes en la exploración espacial: las habilidades, la experiencia y el conocimiento recopilados durante décadas de superar los límites y obtener los primeros logros para la humanidad, se traducen en avances que mejoran la vida en la Tierra.»

Ventilador de la NASA autorizado por la FDA para uso de emergencia. (Foto: NASA).

La Oficina de Transferencia de Tecnología y Asociaciones Corporativas en Caltech, que administra JPL para la NASA, está ofreciendo una licencia gratuita para VITAL y está llegando a la industria médica comercial para encontrar fabricantes para el dispositivo.

«Ahora que tenemos un diseño, estamos trabajando para pasar el dispositivo a la comunidad médica y, en última instancia, a los pacientes, lo más rápido posible», dijo Fred Farina, director de innovación y asociaciones corporativas de Caltech. «Con ese fin, estamos ofreciendo los diseños para licenciar sin regalías durante el tiempo de la pandemia.»

La Autorización de uso de emergencia permite el uso del dispositivo específicamente para pacientes con COVID-19, con el objetivo de abordar la demanda aguda de ventiladores durante la pandemia de coronavirus.

Al igual que todos los ventiladores, VITAL requiere que los pacientes estén sedados y que se les inserte un tubo de oxígeno en las vías respiratorias para respirar.

Antes de la revisión de la FDA, el prototipo VITAL pasó una prueba crítica el 21 de abril en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai en Nueva York.

Su diseño flexible significa que también puede modificarse para su uso en hospitales de campaña instalados en centros de convenciones, hoteles y otras instalaciones de alta capacidad en todo el país y en todo el mundo.

Con la intención de durar tres o cuatro meses, el nuevo dispositivo no reemplazaría los ventiladores hospitalarios actuales, que pueden durar años y están diseñados para abordar una gama más amplia de problemas médicos.

Video anexo NASA:

Dejar respuesta