El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, va detrás de un segundo mandato en las elecciones de este 3 de noviembre. Será la primera vez que Estados Unidos celebra unas elecciones en medio de una pandemia.

El Servicio Secreto hiere a una persona no identificada; Fue llevada a un hospital de D.C.

Washington, D.C.– El presidente Donald Trump fue desalojado de manera abrupta por agentes del Servicio Secreto durante una rueda de prensa, después de un tiroteo frente a la Casa Blanca.

El mandatario abandonó el lugar brevemente luego que un agente del Servicio Secreto apareció para hablar con él en el podio. Otro agente fuera de la habitación cerró las puertas de la Sala de Prensa.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el director de la Oficina de Gestión y Presupuesto, (OMB), Russ Vought, también asistieron a la sesión informativa y se movieron detrás de Trump.

El presidente regresó al podio cerca de 10 minutos después. Dijo que había habido un tiroteo fuera de la Casa Blanca que involucró a la policía. El sospechoso estaba armado, dijo Trump, pero tenía pocos detalles adicionales. El incidente se registró a eso de las 6:30pm.

«El Servicio Secreto puede confirmar que hubo un oficial involucrado en el tiroteo en la calle 17 y la avenida Pennsylvania», tuiteó la agencia. «Los agentes del orden están en la escena. Más información a continuación», informaron las principales cadenas de televisión en sus horarios estelares de noticias.

«Quiero agradecer al Servicio Secreto», dijo Trump. «Ellos son fantásticos.» Trump dijo que no fue llevado al búnker protector por el incidente. «Solo querían que me hiciera a un lado para asegurarse de que todo estuviera despejado afuera», dijo.

Una escena caótica se desarrolló en los momentos posteriores a la retirada de Trump de la sesión informativa. Se vio a oficiales armados del Servicio Secreto estacionados en el Jardín Norte de la Casa Blanca mientras los reporteros dentro del edificio se apresuraban a conocer la causa del cierre.

El incidente de seguridad pareció colgar sobre el resto de la sesión informativa incluso cuando Trump intentó volver a encarrilarse con comentarios preparados sobre la pandemia. Antes de que pudiera continuar hablando, los reporteros lo acribillaron con preguntas sobre lo que sabía y si se sentía en riesgo.

Los fotógrafos en la sala de reuniones tomaban fotos intermitentemente de agentes del Servicio Secreto moviéndose afuera, lo que llevó a los reporteros a estirar el cuello para ver mejor.

Aunque el incidente no ha sido el primero en que los agentes sintieron que la seguridad de Trump estaba amenazada, pero fue, con mucho, el más visible, ya que la sesión informativa se transmitía en vivo por las redes de noticias por cable.

Video anexo:

Dejar respuesta