Western Union monopoliza el servicio de recepción de efectivo en la isla desde 2016 mediante una asociación con Fincimex, vinculada al conglomerado militar GAESA. (Foto: Fuente externa).

Nuevas medidas de la Administración Trump prohíben enviar remesas a las 407 sucursales de WU en la isla.

Washington, D.C.—El gobierno de Cuba confirmó el martes el cierre inminente de los 407 puntos de pago de Western Union en el país debido a las sanciones recientes anunciadas por la Administración de Donald Trump, que prohibirán en la práctica el envío de remesas de Estados Unidos a la isla por la vía oficial.

La firma de servicios financieros Fincimex denunció en un comunicado que las remesas a Cuba “serán interrumpidas totalmente” al cerrar las oficinas de Western Union cuando entre en vigor el 26 de noviembre la prohibición de enviar dinero a la isla a través de empresas controladas por las Fuerzas Armadas cubanas.

Las compañías extranjeras que quieren operar en Cuba deben contar con una contraparte estatal. Western Union monopoliza el servicio de recepción de efectivo en la isla desde 2016 mediante una asociación con Fincimex, vinculada al conglomerado militar GAESA.

“Recae en el Gobierno norteamericano la responsabilidad por la interrupción del servicio de remesas entre los dos países”, expresó la financiera estatal cubana, tras asegurar que el cierre de Western Union perjudicará “al pueblo cubano y a sus familias en EE.UU”.

La interrupción del flujo de dólares vía Western Union se produce en un momento especialmente delicado: la endémica crisis de balanza de pagos de Cuba es hoy más grave que nunca y el Estado trata por todos los medios de captar divisas para pagar sus deudas acumuladas e importar los productos que demanda su población.

Dejar respuesta