La deficiencia de vitamina D se ha relacionado con una variedad de problemas de salud.

Según un estudio, la deficiencia de la hormona-vitamina D fue más frecuente en los hombres que en mujeres afectados por el virus.

Madrid, España–Más del 80 por ciento de los 200 pacientes con COVID-19 en un hospital en España tienen deficiencia de vitamina D, según un nuevo estudio publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism de la Endocrine Society.

La vitamina D es una hormona que producen los riñones que controla la concentración de calcio en la sangre y afecta el sistema inmunológico.

La deficiencia de vitamina D se ha relacionado con una variedad de problemas de salud, aunque aún se está investigando por qué la hormona afecta otros sistemas del cuerpo.

Numerosos estudios apuntan al efecto beneficioso de la vitamina D sobre el sistema inmunológico, especialmente en lo que respecta a la protección frente a infecciones.

«Un enfoque es identificar y tratar la deficiencia de vitamina D, especialmente en personas de alto riesgo, como los ancianos, los pacientes con comorbilidades y los residentes de hogares de ancianos, que son la principal población objetivo del COVID-19», dijo el coautor del estudio, José L. Hernández, Ph.D., de la Universidad de Cantabria en Santander, España.

«El tratamiento con vitamina D debe recomendarse en pacientes con COVID-19 con niveles bajos de vitamina D circulando en la sangre, ya que este enfoque podría tener efectos beneficiosos tanto en el sistema musculo esquelético como en el inmunológico.»

Los investigadores encontraron que el 80 por ciento de 216 pacientes con COVID-19 en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla tenían deficiencia de vitamina D, y los hombres registraron niveles más bajos de vitamina D que las mujeres.

Los pacientes con COVID-19 con niveles más bajos de vitamina D también tenían niveles séricos elevados de marcadores inflamatorios como ferritina y dímero D.

Dejar respuesta