El Programa de protección de cheques de pago y la Ley de mejora de la atención médica proporcionará apoyo crítico para desarrollar, comprar, administrar, procesar y analizar las pruebas COVID-19; así como realizar vigilancia, rastrear contactos y actividades relacionadas.

Grupos nacionales, locales y corporativos se integran para producir máscaras, batas, mascarillas y otros equipos de protección sanitaria.

Washington, D.C.–Unas 50 grandes empresas estadounidenses se han unido a la guerra nacional contra el coronavirus, que encabeza el presidente Donald Trump, y muchas de ellas se ofrecieron como voluntarias para cambiar su enfoque e incluso las líneas de ensamblaje para entregar los suministros necesarios a los médicos, hospitales, socorristas y otros en primera línea.

La mayoría dijo que respondieron al pedido de ayuda del presidente Trump y que el gobierno no los empujó a la acción ni la amenaza de la Ley de Producción de Defensa, informa la Casa Blanca.

La administración ha recopilado una lista de aproximadamente 35-40 compañías importantes que se han alistado. Van desde Facebook a Anheuser-Busch a Ford, Fiat Chrysler y Toyota. «Aunque de ninguna manera es exhaustivo, estos son algunos ejemplos notables de la intensificación del sector privado», dijo un funcionario de la administración.

La primera dama de los Estados Unidos, Melania Trump, así como la familia del presidente Donald Trump, han tenido un papel relevante en los esfuerzos de la nación para enfrentar la pandemia del coronavirus. (Foto: Fuente externa).

La primera dama de los Estados Unidos, Melania Trump, así como la familia del presidente Donald Trump, han tenido un papel relevante en los esfuerzos de la nación para enfrentar la pandemia del coronavirus. Otros grupos nacionales y locales también han traído socios corporativos para ayudar a encontrar máscaras, batas y otros equipos de protección personal.

La Asociación Nacional de Alguaciles, por ejemplo, dijo a Secrets que sus miembros han recibido una tremenda ayuda de Home Depot, Grainger y Staples, y que media docena de cadenas de restaurantes nacionales han ofrecido su ayuda.

Sus peticiones de ayuda han sido «acogidas con entusiasmo» por algunas de las principales corporaciones, dijo el director ejecutivo y CEO de la Asociación Nacional de Alguaciles, Jonathan Thompson. “Lo que están haciendo es más que impresionante. Es alentador «, dijo.

El presidente Trump ha destacado socios corporativos en sus conferencias de prensa diarias del grupo de trabajo sobre coronavirus. Ha creado tantos con tanta frecuencia que algunos medios de comunicación han comenzado a dejar de cubrir esas partes de la sesión informativa diaria, incluida CNN.

Antes de presentar el último grupo el lunes, dijo: “Nos acompañan esta tarde los CEO de las grandes compañías estadounidenses que están cumpliendo con su deber patriótico al producir o donar equipos médicos para ayudar a satisfacer nuestras necesidades más urgentes. Lo que están haciendo es increíble. Y estas son grandes empresas.”

La Casa Blanca agregó el martes: «El sector privado está respondiendo al llamado del presidente Trump para intensificar y ayudar a combatir el coronavirus.»