Por el hecho, hay tres personas detenidas en Venezuela, entre ellos el piloto de la aeronave, y otras dos personas que le acompañaban. (Foto: Fuente externa).

Interrogan personal, militares y civiles, que despachó la nave del aeropuerto internacional Gregorio Luperón en horas de toque de queda.

Puerto Plata, República Dominicana—Al menos diez personas, entre militares y civiles que laboran en el aeropuerto general Gregorio Luperón de esta localidad, se encuentran arrestadas tras el vuelo furtivo de una avioneta que llegó a Venezuela.

Los detenidos están siendo investigados ya que forman parte del personal que despachó en la terminal local, la avioneta matrícula N17JE, Cessna 402, que supuestamente iría con fines de mantenimiento al aeropuerto María Montés de Barahona, pero desapareció de radar.

El senador por Peravia, Wilton Guerrero, demandó este martes una investigación profunda sobre la avioneta que salió desde Puerto Plata con destino a Barahona y que se precipitó en un lago de Venezuela.

El legislador, que ha sido un abanderado de la lucha contra el narcotráfico, lamentó que hechos similares se repitan en el país sin una sanción ejemplar.

Por el hecho, hay tres personas detenidas en Venezuela, entre ellos el piloto de la aeronave, y otras dos personas que le acompañaban.

Se supo que la aeronave privada tras salir en horas de la tarde del sábado de Puerto Plata, varió su plan de vuelo, atravesando el Mar Caribe y acuatizó en el lago Maracaibo de Venezuela, exactamente en el estado de Zulia.

Dicha avioneta fue pilotada por el venezolano Oswaldo Enrique Blislick Weeden, quien viajó acompañado de los ciudadanos dominicanos Claudio Castillo y Rolando Pineda, los cuales fueron apresados tras llegar a ese país sudamericano.

Según un comunicado oficial emitido por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela, la referida aeronave era utilizada para transportar drogas y fue descubierta en medio del citado lago.

Hasta el momento, las autoridades del Instituto Dominicana de Aviación Civil (IDAC) y del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (CESAC), no ha revelado quien autorizó la salida de dicha avioneta en medio de un toque de queda.

Dejar respuesta