La reapertura del turismo en la Perla del Sur involucra autoridades de la provincia, los gobiernos locales, organizaciones comunitarias y empresarios de la zona. (Foto: Fuente externa).

El plan de acción consta de 13 puntos que incluyen protocolos, capacitación, talleres y tecnología para impulsar el turismo en la región sur.

Santo Domingo—República Dominica–El Clúster Turístico y Productivo de Barahona trabaja junto a la Gobernación de la provincia en la implementación de un plan de recuperación de las actividades turística en la región, labor que realiza junto con las autoridades de la provincia, los gobiernos locales, organizaciones comunitarias y empresarios de la zona.

Durante un encuentro realizado el pasado viernes, se presentó el plan en detalle a los representantes de los gobiernos locales, los alcaldes de municipios, representantes de instituciones públicas de salud, seguridad, la defensa civil, universidades, empresarios entre otros actores de la provincia.

El documento se basa en 13 ejes de acciones y medidas claves para la gestión de la emergencia provocado por la COVID-19, iniciando con la capacitación del personal de todas las empresas que forman parte de la cadena de valor del sector turístico.

Además, ello incluye la actualización de líderes comunitarios a través de talleres impartidos por el Instituto de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), universidades locales.

“El papel que juegan los líderes comunitarios en la provincia es fundamental por tratarse de personas creíbles frente a sus vecinos, con incidencia en las comunidades y son canales de comunicación rápida y eficaz de los protocolos sanitarios de prevención y detección temprana, además de contribuir con la articulación de la asistencia social en caso de emergencia” informó Elena Nunzianiti directora ejecutiva del Clúster.”

El plan incluye la intervención de los espacios públicos para difundir mensajes claves sobre prevención y sanidad, la identificación e intervención con operativos de saneamiento y desinfección en zonas de hacinamientos y focos de insalubridad.

También la instalación y construcción de puntos de higiene y salud abastecido de desinfectantes, alcohol, gel y productos de limpiezas de espacios públicos, son algunas de las medidas incluidas en el referido plan de trabajo.

Otros renglones alrededor de los cuales trabajan los barahoneros es el uso de la tecnología para contribuir con la detección de la pandemia, la canalización de financiamientos y fondos para ir en auxilio de las empresas turísticas de la zona, con la asistencia técnica que le permita al sector garantizar puestos de trabajos, ocupación hotelera, venta de artesanías, alimentos, operaciones de excursiones y transportes turísticos entre otros.

Una encuesta aplicada por el Clúster al inicio de la cuarentena a 15 establecimientos hoteleros en la zona, 14 permanecieron cerrados en su totalidad y solo uno ofrecía servicios. De 196 empleados que trabajaban en estos hoteles, solo 50 conservaron sus empleos y otros 146 fueron suspendidos.

Dejar respuesta