El senador formuló sus declaraciones en el programa 60 Minutes de CBS News.

El aspirante demócrata a la presidencia de EE.UU. no cree que todo es malo en Cuba.

Washington, D.C.– El senador Bernie Sanders, precandidato a la nominación presidencial de los demócratas, duplicó su apoyo a algunas de las políticas del dictador cubano Fidel Castro, y dijo en una entrevista que se emitió el domingo, «es injusto decir que todo es malo.»

En declaraciones a «60 Minutes» de CBS News, Sanders, un autoproclamado socialista democrático, señaló los programas de bienestar social introducidos bajo el régimen de Castro que describió como “redimidores”, a pesar de las violaciones a menudo represivas de los derechos humanos del dictador comunista contra los cubanos.

«Estamos muy en contra de la naturaleza autoritaria de Cuba, pero ya sabes, es injusto decir que todo es malo. ¿Sabes? ¿Cuándo Fidel Castro asumió el cargo, sabes lo que hizo? Tuvo un programa de alfabetización masivo. ¿Es eso? ¿Algo malo? ¿Aunque Fidel Castro lo hizo?,» dijo Sanders a Anderson Cooper.

Fidel Castro cedió el poder a su hermano, Raúl, en 2011 después de casi medio siglo a cargo de la nación isleña; poco antes de morir en 2016.

Algunos republicanos respondieron a los comentarios de Sanders. «Realmente hace una diferencia cuando los que asesinas en el pelotón de fusilamiento pueden leer y escribir», tuiteó el senador Ted Cruz, republicano por Texas.

En un discurso que volvió a aparecer en la Universidad de Vermont en 1986, Sanders elogió las políticas socialistas implementadas en Cuba por el régimen de Castro y criticó los esfuerzos bipartidistas en los Estados Unidos para frenar la propagación del comunismo por parte de Castro.

Si bien Sanders dijo en la nueva entrevista que «condena» cualquier violación de los derechos humanos que Castro cometió, también apuntó al presidente Donald Trump por sus improbables amistades con algunos dictadores o líderes fuertes, incluidos Kim Jong Un de Corea del Norte y Vladimir Putin de Rusia.

Dejar respuesta