El estudio sugiere que entre los usuarios no hay distinción visual entre una historia de Facebook, la noticia de The New York Times, y el contenido insípido de un blog aleatorio.

Mezcla de contenido uniforme hace lectores sean menos propensos a verificar fuentes.

Ohio, Estados Unidos–Hay un precio que pagar cuando obtienes tus noticias e información política del mismo lugar donde encuentras memes divertidos y fotos de gatos, sugiere una investigación reciente.

El estudio encontró que las personas que ven una combinación de noticias y entretenimiento en un sitio de redes sociales tienden a prestar menos atención a la fuente de contenido que consumen, lo que significa que pueden confundir fácilmente la sátira o la ficción con noticias reales.

Las personas que vieron contenido que estaba claramente separado en categorías, como asuntos de actualidad y entretenimiento, no tuvieron los mismos problemas al evaluar la fuente y la credibilidad del contenido que leyeron.

Los hallazgos muestran los peligros de que las personas reciban sus noticias de sitios de redes sociales como Facebook o Twitter, dijo el autor del estudio George Pearson, profesor titular e investigador asociado en comunicación en la Universidad Estatal de Ohio.

«Nos sentimos atraídos por estos sitios de redes sociales porque son una ventanilla única para contenido de medios, actualizaciones de amigos y familiares, y memes o fotos de gatos», dijo Pearson.

Todo parece igual
«Pero esa mezcla de contenido hace que todo nos parezca igual. Nos dificulta distinguir lo que debemos tomar en serio de lo que es solo entretenimiento.»

El estudio aparece en línea en la revista New Media & Society.

Para el estudio, Pearson creó un sitio ficticio de redes sociales llamado «Link Me». Los 370 participantes vieron cuatro páginas web con dos o cuatro publicaciones cada una. Cada publicación constaba de un titular y un breve párrafo que resumía la historia, así como información sobre la fuente de la publicación.

Las fuentes fueron diseñadas para ser de alta o baja credibilidad, según su nombre y descripción. (La credibilidad de las fuentes se probó en un estudio anterior para asegurarse de que la gente entendiera).

Por ejemplo, una fuente de alta credibilidad se llamó «Washington Daily News» y se describió como una «organización de noticias profesional reconocida por su periodismo objetivo y de alta calidad.»

Una fuente de baja credibilidad en el estudio se llamó «Luna caliente» y se describió como «un colectivo de escritores no profesionales.»

Todas las publicaciones se basaron en artículos reales o publicaciones públicas en redes sociales tomadas de Reddit o Tumblr.

Qué es y qué no es Noticia
Después de ver el sitio, a los participantes se les hicieron una variedad de preguntas. Pearson estaba más interesado en saber si prestaban más atención a las publicaciones sobre temas de actualidad que las de otras categorías, como el entretenimiento.

«Eso sugeriría que estaban prestando atención a las fuentes de las publicaciones y entendiendo lo que era noticia y lo que no», dijo Pearson.

Los resultados mostraron que cuando el contenido no estaba agrupado por temas distintos, en otras palabras, las publicaciones de noticias aparecían en la misma página con publicaciones de entretenimiento, los participantes informaron que prestaban menos atención a la fuente del contenido.

«Tenían menos probabilidades de verificar la información de la fuente para asegurarse de que fuera una fuente creíble», dijo.

Esa puede ser una de las razones por las cuales las noticias satíricas y de otro tipo son compartidas por personas que evidentemente piensan que es real, dijo Pearson.

Por ejemplo, en 2018, el sitio web React365 publicó un artículo sobre un desastre de un crucero en México que mató al menos a 32 personas. El artículo generó más de 350,000 compromisos en Facebook.

La información errónea fue desacreditada rápidamente por Snopes.com, que señaló que la página de inicio de react365 claramente mostraba que era un sitio web de bromas donde la gente podía subir sus propias historias ficticias.

El contenido uniforme
Pearson dijo que uno de los problemas es que muchos sitios de redes sociales presentan contenido exactamente de la misma manera, sin importar la fuente.

«No hay distinción visual en Facebook entre algo del New York Times y algo de un blog aleatorio. Todos tienen el mismo esquema de color, la misma fuente», dijo.

Una solución sería que las compañías de redes sociales desarrollen herramientas para distinguir el contenido.

Pero hasta que eso suceda, depende de los usuarios prestar más atención al origen de sus noticias, por más difícil que sea, dijo Pearson.

«En este momento, la estructura de las plataformas de información, especialmente las redes sociales, puede estar reduciendo los comportamientos positivos de alfabetización mediática.»

Dejar respuesta