Las autoridades federales revelaron que la empresa encausada aceptó un acuerdo de enjuiciamiento diferido para cooperar en la pesquisa realizada por la División Anti Monopolio del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. (Imagen: Archivo).

La compañía Apotex Corp., con sede en Florida, acordó el pago de una multa de US$24.1 millones por dolo y especulación con Pravastatina.

Washington, D.C.—La empresa Apotex Corp., compañía farmacéutica con sede en Florida, ha sido acusada de conspirar junto a otras compañías para fijar y monopolizar el precio del medicamento genérico pravastatina, anunció el Departamento de Justicia federal.

De acuerdo con el pliego acusatorio presentado en el Tribunal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Pensilvania, Filadelfia, Apotex y otras compañías de medicamentos genéricos acordaron aumentar y mantener el precio de la pravastatina, un medicamento común recetado para el colesterol que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y accidente cerebrovascular.

Según las autoridades, la conspiración comenzó en mayo de 2013 y continuó hasta diciembre de 2015.
La División Antimonopolio del DOJ también anunció un acuerdo de enjuiciamiento diferido (DPA) que resuelve el cargo contra Apotex.

La compañía acordó pagar una multa penal de US$24.1 millones y admitió que conspiró con otros vendedores de medicamentos genéricos para aumentar artificialmente el precio de la pravastatina.

El presunto esquema le permitió a Apotex notificar a los competidores el aumento de precios y luego se abstuvo de presentar ofertas competitivas a los clientes que compraron previamente pravastatina de una compañía competidora.

Según la DPA, Apotex acordó cooperar plenamente con la investigación criminal en curso de la División Antimonopolio. Como parte del acuerdo, las partes presentarán una moción conjunta, que está sujeta a la aprobación del tribunal, para diferir por el término de la DPA cualquier enjuiciamiento y juicio de los cargos presentados contra el acusado.

«Durante estos tiempos difíciles, es más importante que nunca que nuestras compañías farmacéuticas realicen negocios teniendo en cuenta el bienestar del consumidor», dijo el agente especial a cargo Scott Pierce, de la Oficina del Inspector General del Servicio Postal de los Estados Unidos.

Apotex es la cuarta compañía acusada en relación con violaciones antimonopolio en la industria farmacéutica genérica. Los tres cargos corporativos anteriores se resolvieron mediante acuerdos de enjuiciamiento diferido. Cuatro personas también han sido acusadas. Tres se declararon culpables y el cuarto está en espera de juicio.

El delito imputado conlleva una multa máxima legal de US$100 millones por cargo para las corporaciones, que puede incrementarse al doble de la ganancia derivada del delito o el doble de la pérdida sufrida por las víctimas si cualquiera de los montos es mayor a $ 100 millones.

El cargo es el resultado de una investigación federal antimonopolio en curso sobre fijación de precios, manipulación de ofertas y otras conductas anticompetitivas en la industria farmacéutica genérica.

Dejar respuesta