Las autoridades federales dijeron que desde al menos 2000 hasta 2018, Gaffey conspiró con otros para defraudar a los Estados Unidos al ocultar los activos e inversiones de sus clientes. (Foto: Fuente externa).

Richard Gaffey, quien trabajó para Mossack Fonseca & Co., se declaró culpable de fraude electrónico y lavado de activos, entre otros cargos, en un tribunal de Nueva York.

Washington, D.C. Un contador estadounidense fue sentenciado en el Distrito Sur de Nueva York a 39 meses de prisión por fraude electrónico, fraude fiscal, lavado de dinero, robo de identidad agravado y otros cargos, anunciaron el Fiscal General Adjunto Interino Brian C. Rabbitt y la Fiscal Federal Interina Audrey Strauss del Distrito Sur de Nueva York.

Richard Gaffey, también conocido como Dick Gaffey, de 76 años, ciudadano estadounidense y residente de Medfield, Massachusetts, se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer evasión de impuestos y defraudar a los Estados Unidos; un cargo de fraude electrónico y un cargo de conspiración para lavado de dinero, precisa un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

También otros cuatro cargos de omisión intencional de presentar informes de cuentas bancarias y financieras extranjeras, informes de FinCEN 114; y un cargo de robo de identidad agravado.

Además de 39 meses de prisión, el juez federal de distrito Richard M. Berman ordenó a Gaffey que cumpliera tres años de libertad supervisada, que pagara el decomiso por un monto de $ 5,373,609 y una restitución por un monto de $ 3,459,315 y una multa en la cantidad de $ 25,000.

Gaffey fue acusado junto con Harald Joachim von der Goltz, Ramses Owens y Dirk Brauer, en relación con un esquema criminal de décadas perpetrado por Mossack Fonseca & Co. (Mossack Fonseca), un bufete de abogados global con sede en Panamá, y sus entidades relacionadas. Gaffey anteriormente se declaró culpable de los cargos y fue sentenciado el jueves por el juez federal de Distrito, Richard M. Berman.

Según los cargos en el pliego acusatorio, otras presentaciones en este caso y declaraciones durante los procedimientos judiciales, incluida la declaración de culpabilidad de Gaffey y las audiencias de sentencia:

Desde al menos 2000 hasta 2018, Gaffey conspiró con otros para defraudar a los Estados Unidos al ocultar los activos e inversiones de sus clientes, y los ingresos generados por esos activos e inversiones, del IRS a través de medios fraudulentos, engañosos y deshonestos.

Durante todos los momentos relevantes, Gaffey ayudó a los contribuyentes estadounidenses que debían declarar y pagar impuestos sobre la renta sobre los ingresos mundiales, incluidos los ingresos y las ganancias de capital generadas en cuentas bancarias nacionales y extranjeras.

Gaffey ayudó a esos contribuyentes estadounidenses a evadir sus obligaciones de declaración de impuestos de diversas formas, incluso ocultando la propiedad real de las empresas ficticias extraterritoriales de sus clientes y estableciendo cuentas bancarias para esas empresas ficticias. Dichas empresas fantasmas y cuentas bancarias realizaron inversiones por un total de decenas de millones de dólares.

Para un contribuyente estadounidense, Gaffey aconsejó cómo repatriar de manera encubierta aproximadamente $ 3 millones a los Estados Unidos informando al IRS una venta de empresa ficticia que nunca ocurrió para evadir el pago de la cantidad total del impuesto estadounidense.

Según las autoridades de Estados Unidos, Gaffey fue asistido en este esquema mediante el uso de Mossack Fonseca, incluido Ramses Owens, un abogado panameño que anteriormente trabajó en Mossack Fonseca.

Dejar respuesta