Las delegaciones adoptaron Planes de Acción para guiar los esfuerzos bilaterales para modernizar y ampliar los puertos de entrada en ambos lados de la frontera. (Foto: Fuente externa).

Delegados de alto nivel acordaron reforzar la seguridad en la frontera común como parte de la cooperación bilateral.

Ciudad de México–Representantes de alto nivel de los gobiernos de EE. UU. y México se reunieron en la capital mexicana para la XII Reunión Plenaria del Comité Directivo Ejecutivo de la Iniciativa de Gestión Fronteriza del Siglo XXI a fin de alentar una mayor colaboración bilateral en asuntos clave que afectan la extensa frontera compartida.

La reunión fue organizada por Jesús Seade, subsecretario para América del Norte del Ministerio de Relaciones Exteriores de México (SRE); el Embajador de los Estados Unidos en México, Christopher Landau, del Departamento de Estado de los Estados Unidos; y el subsecretario James W. McCament del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., informa el Departamento de Estado.

Señala que ambos países se comprometieron a continuar una estrecha coordinación en importantes asuntos bilaterales, como el fortalecimiento del flujo lícito de bienes y personas, la promoción de la seguridad pública y la lucha contra la delincuencia transnacional.

Las delegaciones aprobaron la Estrategia de Iniciativa de Gestión Fronteriza del siglo XXI. La misma proporciona un marco para colaborar más estrechamente en la promoción de la frontera compartida como una región segura y competitiva, al tiempo que destaca el papel clave que desempeña en el desarrollo económico y el bienestar de sus comunidades.

Con ese objetivo, las delegaciones adoptaron Planes de Acción para guiar los esfuerzos bilaterales para modernizar y ampliar los puertos de entrada a lo largo de la frontera compartida; facilitar el flujo de comercio y viajeros entre los dos países; y fortalecer la cooperación en seguridad pública en la región fronteriza.

Estados Unidos y México se comprometieron a continuar con la excelente colaboración bilateral con respecto a la infraestructura fronteriza, destacada por la reciente expansión del cruce fronterizo San Ysidro-El Chaparral, el puerto de entrada de pasajeros más activo del hemisferio occidental.

Para facilitar el movimiento de bienes comerciales y viajeros entre los dos países, en 2020 ambos gobiernos esperan implementar estrategias de bajo costo y alto impacto para simplificar el control de inmigración y aduanas y reducir los tiempos de espera.

Esto incluye la expansión del Programa Unificado de Procesamiento de Carga y los Programas de Viajeros Confiables de América del Norte (Viajero Confiable México, Global Entry y NEXUS). Las delegaciones también se comprometieron a aumentar los esfuerzos de cooperación para compartir información de aplicación de la ley y prevenir el crimen y la violencia en la región fronteriza a través de actividades de aplicación mejor coordinadas.

La Iniciativa de gestión de fronteras del siglo XXI es un mecanismo de cooperación bilateral con el objetivo claro de mejorar la seguridad fronteriza y promover la competitividad económica de América del Norte. El Comité Directivo Ejecutivo Bilateral generalmente ha celebrado reuniones plenarias anuales desde que se lanzó el mecanismo en 2010.

Dejar respuesta