Las autoridades federales alegan que González-Valencia ha distribuido cantidades significativas de cocaína y metanfetamina en los Estados Unidos. (Imagen: Fuente externa).

Autoridades federales dicen se trata de Gerardo González Valencia, alias “Lalo”, vinculado al cartel de Jalisco, en México.

Washington, D.C.–Un ciudadano mexicano tendrá su aparición inicial en un tribunal federal en el Distrito de Columbia más tarde hoy por cargos relacionados con su presunta participación en una conspiración criminal para distribuir cocaína y metanfetamina.

El anuncio fue hecho por el fiscal general adjunto, Brian A. Benczkowski, de la División Criminal del Departamento de Justicia, y el administrador interino, Uttam Dhillon, de la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos, (DEA).

Gerardo González Valencia, alias «Lalo», 43, llegó al aeropuerto internacional de Dulles, Virginia, la noche del jueves, después de ser extraditado de Uruguay, donde fue arrestado en abril de 2016.

Las autoridades federales le imputan conspiración internacional para distribuir cocaína y metanfetamina, con la intención y el conocimiento de que son ilegales en los Estados Unidos. La acusación alega que la conspiración criminal de González Valencia se desarrolló entre 2003 y 2016.

«El Departamento de Justicia nunca vacilará en nuestro compromiso de interrumpir y desmantelar CJNG y sus facilitadores, donde sea que se encuentren», dijo el Fiscal General Adjunto Benczkowski. «Gracias a los esfuerzos dedicados de nuestros socios policiales en Uruguay, Valencia González ahora tendrá que rendir cuentas en los Estados Unidos por sus presuntos delitos.»

«La extradición y arresto del Sr. González-Valencia de hoy da otro golpe al liderazgo del Cartel de Jalisco Nueva Generación», dijo el administrador interino de la DEA, Uttam Dhillon.

Se alega que González-Valencia ha distribuido cantidades significativas de cocaína y metanfetamina y ahora enfrentará justicia en los Estados Unidos. Dhillon agregó que «Estamos agradecidos por la excelente asociación con la Policía Nacional y el Gobierno de Uruguay durante esta investigación a largo plazo.»

El caso fue investigado por la DEA Los Ángeles. Los abogados litigantes Brett Reynolds, Kaitlin Sahni, Cole Radovich, Kate Naseef y el subjefe interino Anthony Nardozzi de la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División Criminal están procesando el caso.

Dejar respuesta