La FIP pidió al gobierno de México poner voluntad política, detener los crímenes contra periodistas, y llevar a sus autores ante la justicia.

La entidad subraya que los crímenes contra periodistas están muy extendido en México.

Bruselas, Bélgica—La Federación Internacional de Periodistas, FIP, exigió al gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ponga fin a la impunidad de crímenes contra periodistas en ese país, y que adopte mecanismos efectivos de protección a los trabajadores y a medios.

En una carta dirigida al mandatario mexicano, Anthony Bellanger, Secretario General de la FIP, insta al gobierno a tomar medidas rápidas para proteger a los periodistas y eliminar el estado de la impunidad en México.

La misiva dirigida a López Obrador y a la embajada de México en Bélgica, el pasado 4 de noviembre, Bellanger subraya que “según nuestros registros, 104 periodistas han sido asesinados en México desde 2010, incluidos once asesinatos en lo que va de 2020. La gran mayoría de estos crímenes siguen sin resolverse.”

Agrega que “estas cifras muestran que el crimen contra periodistas está muy extendido en todo México. Ataques violentos, amenazas, asesinatos, desapariciones, violaciones y desplazamientos de periodistas afectan a grandes extensiones de México llevados a cabo de forma abrumadora por grupos criminales y paramilitares.”

La carta de la FIP indica que, además de los asesinatos, “México también es, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, un país con un número alarmante de reporteros desaparecidos: entre 2005 y 2019, se reportó la desaparición de 21 periodistas.”

Tal es el caso del periodista Agustín Silva Vázquez del diario “El Sol de Istmo” quien fue reportado como desaparecido el 21 de enero de 2018 y cuyo automóvil fue encontrado al día siguiente.

Anthony Bellanger subraya que, al mismo tiempo, “otras autoridades estatales, como el Poder Judicial, no brindan año tras año a las víctimas y sus familias ningún tipo de justicia o reparación.”

Entre los periodistas asesinados cuyos autores han quedado impunes se encuentran los casos emblemáticos de Javier Valdez , conocido por sus reportajes sobre el narcotráfico, asesinado el 15 de mayo de 2017. La impunidad también permanece en el caso de Regina Martínez Pérez en abril de 2012, quien trabajaba para el diario Proceso.

También recordó el asesinato de Miroslava Breach, el 23 de marzo de 2017, que denunciaba sobre el crimen organizado, el narcotráfico y la corrupción, y es uno de los pocos casos que ha terminado con la condena de asesinos.

La FIP señala que medios de comunicación y organizaciones de derechos humanos mexicanos calificaron la sentencia de » histórica » y » emblemática » porque fue el primer juicio por el asesinato de una periodista en ser juzgado a nivel federal que dictó sentencia de culpabilidad.

“Este veredicto demostró que, con la voluntad política necesaria, los delitos contra periodistas pueden ser sancionados y las familias de las víctimas pueden ser indemnizadas.”

Por todas estas razones, junto con la FIP y su afiliada en México, el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), “exigimos a su gobierno, poder judicial y agencias de aplicación de la ley que refuercen el mecanismo existente para proteger a los trabajadores de los medios y emprendan e investigaciones efectivas de todas las violaciones de los derechos de los periodistas y llevar ante la justicia a los autores de delitos contra periodistas.”

La FIP está integrada por 19 sindicatos y asociaciones miembros en América Latina y el Caribe, que representan a más de 20,000 periodistas y profesionales de los medios en el mundo.

Dejar respuesta