Miembros del Formosa Club, mientras realizan el encuento virtual donde se tomó la iniciativa en favor de Taiwán.

Los parlamentarios firmantes de la declaración del Formosa Club, capítulo América Latina, representan a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, la República Dominicana, Uruguay y Venezuela. También al Parlamento Centroamericano. 

Miami, Florida- 791 diputados de 17 países de Latinoamérica, entre los que figura República Dominicana y congregados virtualmente en el marco de la Segunda Reunión General del Formosa Club, hicieron un llamado formal para que la República de China (Taiwán) sea admitida en la Organización Mundial de la Salud (OMS), tomando en cuenta sus óptimos resultados en la lucha contra la pandemia.

De ese elevado número de legisladores, 144 están adscritos al Formosa Club, Capítulo América Latina, asociación que el pasado 5 de noviembre emitió una declaración respaldada por todos los parlamentarios asistentes y en la que considera relevante reconocer “la importancia, la necesidad y la legitimidad de las labores de prevención epidémica mundial de Taiwán”.

Pero, además, acorde con el pronunciamiento de la institución, se requiere encontrar “un modelo adecuado con el que Taiwán sea admitido como observador oficial en la Asamblea Mundial de la Salud (AMS)”.

Adicionalmente, el capítulo regional del Formosa Club, una agremiación con presencia mundial que aboga por la inclusión de Taiwán en diferentes organizaciones internacionales, sostuvo que se debe garantizar el “derecho de Taiwán” a su “participación en reuniones, mecanismos y actividades técnicas relacionadas con la AMS y la OMS”.

El pronunciamiento se produjo días previos a la reanudación de la reunión de la Asamblea Mundial de la Salud de la OMS, programada para el lunes 9 de noviembre. El encuentro fue postergado en mayo pasado para esa nueva fecha y Taiwán espera su inclusión.

Debido a la presión de China, Taiwán ha sido excluida del órgano de decisión de la OMS, sin ninguna explicación “valida” para el Gobierno taiwanés y decenas de países, instituciones y personalidades a nivel internacional que respaldan a Taiwán.

Pekín se opone al ingreso de la República de China (Taiwán) a la entidad que vela por la salud a nivel global bajo el argumento de que la isla no es un estado soberano, sino una provincia “rebelde”, que será reunificada por la fuerza en caso de que sea necesario.

“Los éxitos en la lucha contra la pandemia del Modelo de Taiwán” –dijo el Formosa Club– “han recibido el reconocimiento internacional, por lo que la República de China (Taiwán) tiene la voluntad y la capacidad técnica de asistir a los países latinoamericanos y de otras regiones mediante apoyo humanitario”.

Los parlamentarios firmantes de la declaración del Formosa Club, capítulo América Latina, representan a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, la República Dominicana, Uruguay y Venezuela. También al Parlamento Centroamericano.

Estados Unidos, junto a otros países y organizaciones, ha conminado a la OMS para que “por lo menos” devuelva a Taiwán el estatus de observador que tenía hasta 2016.

Asimismo, la Asociación Mundial de Médicos, que representa a 10 millones de doctores, pidió en días recientes en una carta que Taiwán sea admitido en la OMS.

“Cínico y Contraproducente”

Según ese gremio, es “cínico” y “contraproducente” que se siga excluyendo a Taiwán de las reuniones de la Asamblea de la OMS, teniendo en cuenta sus resultados en la lucha contra la pandemia de COVID-19, cuyas estadísticas registran menos de 600 casos de contagio y siete muertos.

De igual forma, más de 644 legisladores y funcionarios europeos han pedido al director de OMS que permita a Taiwán participar en la próxima reunión internacional, al tiempo que 181 parlamentarios de 29 países africanos y 280 de Japón también respaldaron esa solicitud.

“Reconocemos que Taiwán además de contener la expansión de la pandemia con eficacia, también ha realizado contribuciones altruistas en la cooperación mundial contra la epidemia mediante donaciones de materiales de prevención epidémica y reuniones por videoconferencia en las que comparten sus exitosas prácticas de prevención”, señaló el Formosa Club, capítulo Latinoamérica.

Añadió que “nos complace ver que América Latina trabaje mancomunadamente con Taiwán en la era pospandémica, beneficiando a los pueblos de la región y de Taiwán en la construcción de un futuro seguro, sostenible y de prosperidad mutua”.

Dejar respuesta