Informe preliminar de Observadores indica no hay evidencia de fraude o dolo.

Washington, D.C.—La Organización de los Estados Americanos, OEA, aceptó el viernes la solicitud del Pleno de la Junta Central Electoral, JCE y del Gobierno Central de realizar una auditoría sobre el proceso de votación automatizado debido a las fallos técnicos, cuyas causas se desconocen hasta el momento, que culminaron con el colapso de las elecciones del pasado 16 de febrero en República Dominicana.

En un comunicado, la Secretaría General subraya que la indagatoria, que dará inicio el lunes, estará encabezada por un panel especial autónomo, cuya labor será independiente de la misión de observadores, y cuya auditoría “será completa y vinculante en torno a sus resultados.”

El comunicado de la OEA subraya que la misma cumplirá con los estándares de calidad técnica y rigor profesional, tal y como sucedió hace poco en Bolivia, “a efecto de deslindar responsabilidades.”

La organización hemisférica indica que “En tal sentido, apelamos a todos los actores políticos del país a acompañar los trabajos de la JCE, poder autónomo constitucional, con el propósito de que el próximo 15 de marzo, con un proceso de votación en papel, se ratifique la estabilidad democrática del país, consolidando el proceso electoral como base central de dicha estabilidad.”

En la misma dirección, la Secretaría General saluda la comunicación oficial en la que el gobierno de la República Dominicana ha ratificado su compromiso de que se cuente con condiciones de equidad y paz social para que se realicen elecciones justas, limpias y transparentes el próximo 15 de marzo.

Desde la perspectiva de la Misión de Observación Electoral de la OEA y con base en la información preliminar proporcionada por el Jefe de la misma, el ex Presidente de Chile Eduardo Frei Ruiz-Tagle, hasta el momento no existen evidencias que indiquen un manejo doloso en el uso de los instrumentos electrónicos diseñados para la votación automatizada.

“Agradecemos a la JCE, el Estado dominicano y a todos los actores políticos, incluido el gobierno, toda la confianza depositada en la Secretaría General de la OEA para llevar adelante la tarea encomendada”, indica el comunicado oficial.

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) recibió el jueves 20 de febrero a una delegación del gobierno de la Republica Dominicana con el propósito de evaluar el mejor curso de acción en torno a la suspensión de las elecciones municipales del pasado domingo. La Secretaría General manifestó su firme voluntad por colaborar en la búsqueda de soluciones a los problemas ocurridos.

Asimismo, la Secretaría General recibió hoy comunicación del Presidente de la Junta Central Electoral (JCE) de la República Dominicana, Julio Cesar Castaños, quien trasladó la decisión del Pleno de dicha institución para solicitar que la OEA configure un grupo de expertos que lleve a cabo una Auditoría al sistema de voto automatizado que lamentablemente no funcionó en las elecciones municipales del pasado 16 de febrero.

Ante la presencia de problemas técnicos insuperables, acompañados de una planeación notoriamente insuficiente, la autoridad competente se vio obligada a suspender la jornada electoral por primera vez en la historia de la democracia dominicana.

Dejar respuesta