En la República Dominicana, las actividades insostenibles en los parques nacionales amenazan sus servicios ecosistémicos. (Foto: Jerry Bauer.)

Iniciativa busca restaurar más de 80 hectáreas en una amplia zona de manglares del Parque Nacional del Bajo Yuna.

Sánchez, República Dominicana—Una nueva iniciativa privada de entidades ecológicas y ambientales está dando forma a un proyecto de recuperación y restauración de los manglares en el Parque Nacional del Bajo Yuna.

El anuncio fue hecho en el Día Internacional para la Conservación del Ecosistema de Manglar, por la TUI Care Foundation, la ONG alemana Global Nature Fund (GNF) y el Centro Dominicano de ONG para la Conservación y el Ecodesarrollo de la Bahía de Samaná y sus Alrededores, (CEBSE).

La nueva iniciativa, cuyo objetivo es proteger los preciosos bosques de manglares en el Parque Nacional Manglares del Bajo Yuna. El área del proyecto, el Parque Nacional y la ciudad de Sánchez, se encuentra en la provincia de Samaná, en el noreste de la República Dominicana.

La degradación de los manglares ha tenido un gran impacto en la calidad de vida de la zona de Sánchez. (Foto; Jerry Bauer).

La información publicada por InfoturDominicano.com indica que la iniciativa ya comenzó a trabajar junto con las autoridades del parque para reducir los impactos negativos de la tala ilegal y otras actividades económicas insostenibles en el parque, mientras trabaja para restaurar 80 hectáreas de manglares degradados.

Dicha restauración implicaría una reducción promedio de aproximadamente 5,000 toneladas de emisiones de CO2 por año. Además, se fomentarán las oportunidades económicas para las personas en comunidades adyacentes al aprovechar los servicios del ecosistema del parque.

El proyecto busca estimular la sensibilidad ambiental y la administración de los tesoros naturales de la República Dominicana. El proyecto está financiado por el Ministerio de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania y la Fundación TUI Care.

Las autoridades del parque buscan reducir los efectos negativos de la tala ilegal y otras actividades económicas insostenibles. (Foto: Jerry Bauer).

Frank Oostdam, miembro de la Junta de Síndicos de la Fundación TUI Care, dijo: “Aunque el mundo está actualmente enfocado en combatir la pandemia, ahora debemos sentar las bases para un futuro más sostenible. Proteger la naturaleza y el medio ambiente y fortalecer los medios de vida locales sigue siendo el núcleo del trabajo de TUI Care Foundation, ahora más que nunca.”

“Nuestra nueva iniciativa multifacética ayudará a proteger los inmaculados manglares en la República Dominicana, pero también creará oportunidades para las comunidades locales y permitirá a los jóvenes locales convertirse en embajadores de un futuro sostenible.“

El alcalde de la ciudad de Sánchez, Inocencio de Jesús Calcaño, afirmó que “El ayuntamiento de Sánchez está dispuesto a apoyar este proyecto porque tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de nuestros municipios y mejorar nuestro medio ambiente, que necesita mucho este apoyo.“

Los manglares tienen la capacidad de acumular carbono orgánico en el suelo saturado de agua que los rodea, lo que los convierte en uno de los hábitats que almacenan la mayor cantidad de CO2.

Si bien es crucial para el ecosistema marino y las personas, los manglares se encuentran entre los ecosistemas más amenazados del mundo. Solo en las últimas décadas, se ha perdido más del 50% de la cubierta de superficie de manglar del mundo.

En la República Dominicana, las actividades insostenibles en los parques nacionales amenazan sus servicios ecosistémicos, que son cruciales para las personas que viven en el área y sus alrededores. Esto supone una gran carga para el futuro de los jóvenes dominicanos.

Dejar respuesta