El expediente del asfalto caliente del Ministerio de Obras Públicas del gobierno pasado parece que tiene un largo camino por recorrer de altas temperaturas. (Foto: Fuente externa).

Por Eugenio Fortunato*

Nos acercamos a un mes,
de este nuevo gobierno.
El Presidente del cambio,
parece llegó al infierno.

El caos que se ha encontrado,
no parece ser chiquito.
Algunos del Peledé,
están sacando pechito.

Temo con cara dura.
Pide que se callen ya.
Que si hay prueba que la saquen.
Y dejen el bla… bla… bla…

Al parecer le saldrá,
el tiro por la culata.
Pues del asfalto caliente,
ha salido mucha data.

Ahora en la Procuraduría,
hay gentes muy verticales.
Difícil archivar los casos,
por compra de los fiscales.

Todos a Gonzalito,
tendrán que darle su apoyo.
Porque si suelta la lengua,
se arma más grande embrollo.

* El escritor y decimero dominico-americano, Eugenio Fortunato, denominado entre los suyos como “el genio Fortunato”, cuna de una distinguida familia vinculada al quehacer literario, cinematográfico y otras áreas profesionales.
Él, además, es autor del libro «Rimas y Picardías». En una de sus estrofas poéticas expresa con certeza que «Hay quien piensa haber cumplido porque se lava las manos, pero recibe o visita a fulano y a mengano», en franca alusión a que no debemos recibir visitar a nuestros hogares durante la cuarentena y las regulaciones de este distanciamiento como medidas de prevención y evitar contagios ante la pandemia del COVID-19.

Dejar respuesta