Las designaciones de la JCE incluyen de forma interina a dos funcionarios en la Dirección Nacional del Registro del Estado Civil y en la Dirección del Voto Dominicano en el Exterior, según publicó la institución este viernes.

El sistema de voto automatizado registra fallas masivas en todos los colegios electorales, mientras que ya se generaliza la petición de renuncia al Pleno de la JCE, por parte de altos dirigentes de los diferentes partidos políticos en el país.

Santo Domingo, República Dominicana—Las autoridades de la Junta Central Electoral, JCE, suspendieron a media mañana del domingo, la celebración de los comicios para elegir autoridades locales y municipales luego que el sistema electrónico de votación fallara en diferentes centros de votación y lo que se ha calificado como «un severo golpe a la democracia», conforme los actores políticos principales, mientras que además se conoce de por lo menos un militante político del PRM, muerto a tiros.

El presidente de la junta, Julio César Castaños Guzmán, formuló el sorpresivo anuncio luego de realizar consultas con los delegados de los partidos políticos, incluido “el presidente de la República.” Por el momento no se ha indicado si la suspensión será indefinida o si se convocará de nuevo a votar en un futuro cercano.

Un vendaval de quejas inundó la sede central de la JCE cuando miles de votantes no pudieron ejercer su derecho al voto por la cantidad de fallos ocurridos, entre ellos la ausencia de candidatos y partidos que no figuraban en las opciones para elegir, así como trabas a la hora de procesar la información; y en otros casos, parálisis del sistema en diversos centros de votación del país.

Los delegados de distintos partidos de oposición presentaron las denuncias ante las autoridades electores, muchas de ellas ocurridas en Puerto Plata, Baní, la provincia de Santo Domingo, San Cristóbal, Santiago, y otros puntos donde incluso algunos de los funcionarios no acudieron a cumplir con su deber.

El exalcalde y aspirante al mismo cargo en la Capital, Juan de Dios Ventura, se negó a votar en su centro correspondiente y calificó de “tollo”, mientras que el aspirante oficial a la Presidencia, Gonzalo Castillo, fue abucheado por una multitud luego de ejercer el sufragio en uno de los pocos centros que funcionaron en la ciudad.

La decisión de la JCE de suspender los comicios tuvo lugar después que la mayoría de los delegados políticos ante el organismo presentaron una lluvia de denuncias y anomalías ocurridas entre los votantes a la hora de ejercer el sufragio, lo que generó un profundo malestar en la población que expresó su frustración luego de hacer cola durante varias horas y no poder ejercer su derecho.

Tras anunciar la suspensión de los comicios municipales, las autoridades precisaron que el voto automatizado no funcionó en las mesas con más del 87 por ciento del sufragio debido a las fallas técnicas, en lo que algunos calificaron como una crisis sin precedentes.

Dejar respuesta