El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, va detrás de un segundo mandato en las elecciones de este 3 de noviembre. Será la primera vez que Estados Unidos celebra unas elecciones en medio de una pandemia.

Afirmó que no se puede permitir que reclamos justos de manifestantes pacíficos sean ahogados por una multitud enojada por el trágico asesinato de George Floyd la semana pasada en Minnesota.

Washington, D.C.–El presidente Donald Trump se horrorizó la semana pasada por el trágico asesinato del residente de Minnesota George Floyd, a mano de un policía cuando se hallaba bajo custodia.

Juntos, miles de estadounidenses se manifestaron contra esta injusticia y trataron de hacer oír su voz a través de protestas pacíficas y legales en toda la nación.

Sin embargo, lo que debería haber sido un momento solemne de reflexión nacional fue volcado por algunos de los peores elementos de la sociedad.

A continuación, el texto íntegro del mensaje a la nación del presidente Trump la noche del lunes:

“Mi Administración está totalmente comprometida en que para George y su familia, se hará justicia. No habrá muerto en vano. Pero no podemos permitir que los gritos justos de los manifestantes pacíficos sean ahogados por una multitud enojada.
. . .
Personas inocentes han sido salvajemente golpeadas, como el joven de Dallas, Texas, que se quedó muriendo en la calle. O la mujer en el estado de Nueva York, brutalmente atacada por peligrosos matones.

Los propietarios de pequeñas empresas han visto sus sueños completamente destruidos. Los mejores de Nueva York han sido golpeados en la cara con ladrillos. Las valientes enfermeras, que han luchado contra el virus, tienen miedo de abandonar sus hogares. Una estación de policía ha sido invadida.

Aquí en la capital de la nación, el Monumento a Lincoln y el Monumento a la Segunda Guerra Mundial han sido destrozados. Una de nuestras iglesias más históricas fue incendiada. Un oficial federal en California, un héroe de aplicación afroamericano, fue asesinado a tiros.

La violencia contra cualquier estadounidense nunca será tolerada. Esta noche, el presidente Trump anunció acciones ejecutivas para detener los disturbios y restaurar la seguridad en nuestras ciudades.”

El mandatario, primero, recomendó que “cada Gobernador desplegara la Guardia Nacional y estableciera una presencia abrumadora de aplicación de la ley hasta que la violencia haya sido sofocada. Si una ciudad o estado se niega a tomar medidas, se desplegará el ejército de los EE. UU.”

El presidente Donald J. Trump también anunció una acción decisiva para proteger Washington, D.C. y nuestros apreciados monumentos nacionales. «Mientras hablamos, envío miles y miles de soldados fuertemente armados, personal militar y agentes de la ley para detener los disturbios, los saqueos, el vandalismo, los asaltos y la destrucción desenfrenada de la propiedad.»

Advirtió que «Cada alborotador e instigador será procesado en la mayor medida de la ley. Los organizadores de la violencia y el terror enfrentarán penas penales largas y severas.»

“Tomo estas acciones hoy con firme resolución y con un amor verdadero y apasionado por nuestro país. De lejos, nuestros mejores días están por venir.»

Dejar respuesta