Las recomendaciones incluyen pruebas, el uso de protección para el rostro, así como procedimientos mejorados de saneamiento en barcos y terminales de pasajeros. (Foto: Fuente externa).

El nuevo programa eMuster 2.0 elimina el hacinamiento y permite realizar a bordo el ensayo de seguridad marítima sin novedad.

Miami, Florida—La empresa de cruceros Royal Caribbean Group está reemplazando una de las partes menos queridas pero más importantes de unas vacaciones en crucero, el simulacro de seguridad, con eMuster 2.0 ™, un enfoque completamente nuevo para brindar información de seguridad a los huéspedes.

El innovador programa de inteligencia artificial, el primero de su tipo, reinventa un proceso originalmente diseñado para grandes grupos de personas en un enfoque más rápido y más personal que fomenta niveles más altos de seguridad, informa la empresa en un comunicado.

Con Muster 2.0, los elementos clave del simulacro de seguridad, incluida la revisión de qué esperar y dónde ir en caso de emergencia, y las instrucciones sobre cómo usar un chaleco salvavidas, estarán accesibles para los invitados de forma individual en lugar de enfoque grupal que se ha seguido históricamente.

El innovador programa de inteligencia artificial, eMuster 2.0, el primero de su tipo, reinventa un proceso originalmente diseñado para grandes grupos de personas. (Foto: Fuente externa).

Richard Fain, presidente y CEO de Royal Caribbean Group, señaló que la nueva tecnología eMuster ™, se utilizará para ayudar a proporcionar la información a los invitados a través de sus dispositivos móviles y televisores interactivos de camarote.

Indica que “Los viajeros podrán revisar la información en su propio momento antes de zarpar, eliminando la necesidad de las asambleas tradicionales de grupos grandes.

El nuevo enfoque también permite a todos a bordo mantener un mejor espacio a medida que los invitados se mueven por el barco, y les permite disfrutar más de sus vacaciones sin interrupción.”

Después de revisar la información de seguridad individualmente, los invitados completarán el simulacro visitando la estación de montaje asignada, donde un miembro de la tripulación verificará que se hayan completado todos los pasos y responderá preguntas.

Cada uno de los pasos deberá completarse antes de la partida del barco, como lo exige el derecho marítimo internacional.

«La salud y la seguridad de nuestros huéspedes y tripulación son nuestra prioridad número uno, y el desarrollo de este nuevo proceso de reunión es una solución elegante para un proceso obsoleto e impopular», subrayó Fain.

Agregó que «El hecho de que esto también ahorrará tiempo a los huéspedes y permitirá que el barco opere sin pausa significa que podemos aumentar la salud, la seguridad y la satisfacción de los huéspedes simultáneamente.»

«Muster 2.0 representa una extensión natural de nuestra misión de mejorar las experiencias de vacaciones de nuestros huéspedes al eliminar los puntos de fricción», dijo Jay Schneider, vicepresidente senior de digital de Royal Caribbean Group.

«En este caso, lo que es más conveniente para nuestros huéspedes es también la opción más segura a la luz de la necesidad de reimaginar los espacios sociales a raíz de COVID-19».

Esto marca el primer cambio dramático en el proceso de simulacro de seguridad en una década, ya que Oasis of the Seas de Royal Caribbean trasladó los chalecos salvavidas de los camarotes invitados a las estaciones de reunión.

Ello mejoró el proceso de evacuación y ha sido ampliamente seguido en toda la industria. Más de un año en desarrollo, Muster 2.0 también es una iniciativa que formará parte del conjunto integral de protocolos y procedimientos que Royal Caribbean Group está desarrollando junto con el Panel Healthy Sail que se ensambló recientemente en colaboración con Norwegian Cruise Line Holdings Ltd.

Video anexo: RCG

Dejar respuesta